A MI MANERA

Por Tello Montes

Saqueadores dejan en bancarrota a Tam.

-Exsecretarios de Educación, Salud, Bienestar Social, Obras Públicas, Seguridad y otros, serán demandados penalmente por corrupción.

-En caja solo dejaron 7 millones, y van a faltar 2 mil para cubrir los gastos de Oct. Nov. Y Dic.   

La Administración Panista, de 56 mil millones de pesos que envió para Tamaulipas el gobierno federal del presupuesto para este 2022, solo dejaron 7 millones 56 mil pesos en caja al gobierno de la cuarta transformación, por lo que van a faltar para equilibrar los gastos de Octubre, Noviembre y Diciembre 2 mil millones de pesos.

Esto significa, que el ex gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, -quien se encuentra prófugo de la justicia-, y ex funcionarios estatales dejaron un Tamaulipas saqueado y en bancarrota.

El Gobernador del Estado Américo Villarreal Anaya a  8 días de iniciar su gobierno, este lunes, en una conferencia de prensa en Altamira, dijo que la situación financiera en que se encuentra Tamaulipas, es peor que la que se pensaba.

Por lo tanto, afirmo, que se va a proceder legalmente contra los exfuncionarios saqueadores, por haber afectado directamente el patrimonio de las y los tamaulipecos.

A como están descubriendo los desvíos de recursos de dependencias estatales, se espera que se inicie la integración de carpetas de investigación para castigar a los responsables, por lo que no tardaría mucho la liberación de las ordenes de aprehensión contra exfuncionarios involucrados en actos de corrupción.

Entre los presuntos por los supuestos ilícitos, se encuentra los y las exsecretaria de Bienestar Yahleel Abdala, de Obras Publicas Cecilia del Alto, de Salud Gloria Molina, de Educación Mario Gómez Monroy, y del matamorense Héctor Escobar Salazar, quien ocupara este puesto a principios de la administración cabecista, y a quien  durante su gestión se le acuso por la adquisición ilícita de mochilas, uniformes y desvió de recursos federales, en el tema de becas y otros rubros.   

Informo, Villarreal Anaya, que solamente en la Secretaria de Educación, la Auditoria Superior de la Federación (ASF) detecto desviaciones por 2 mil 96.5 millones de pesos.

Detallo, que la cifra mencionada corresponde a fondos y programas de los ejercicios del 2016 al 2022.

En la Secretaria Salud, que estaba a cargo de Gloria Molina, se firmó un contrato multianual para el periodo 2020-2022 con la empresa Intercontinental de Medicamentos, S. A. de C. V., por 1150 millones de pesos que vence el 31 de diciembre, que solo suministraron medicamentos en el primer bimestre del 2022, por lo que queda claro que el desabasto  medicinas, vino a repercutir de manera directa en la mala calidad de los servicios de salud, que causo hasta cientos de muertos.

Pero como si fuera poco, dijo el doctor, en el contrato aumentaron notoriamente los precios unitarios de los medicamentos.

El Hospital de Madero no ha funcionado porque se suspendieron las obras al 61.6 % por severas fallas estructurales, con equipo embodegado sin garantía de funcionar porque se compró años antes de su instalación.

En la misma situación se encuentra el Hospital de Matamoros por la irresponsabilidad de la administración panistas que no instalaron a tiempo el equipo que se adquirió, echando al bote la basura millones de pesos o bien desviaron gran cantidad de estos recursos.

En Bienestar Social, quien tenía a su cargo Yahleel Abdala, para ocultar desviaciones de recursos, borraron huellas de todas las malversaciones; no hay perfiles de cargos, base de datos de los titulares de Comités Coordinadores, etc.

Aparte gastaron el 79.40 % del presupuesto, dejando solo el 20.60% para concluir el periodo 2022.

Dejaron adeudo de 4.8 millones de pesos a beneficiarios del Proyecto de Generadores de Bienestar.

En Obras públicas, que comandaba Cecilia del Alto,  se encontró falta de transparencia y desorden propiciado a propósito para ocultar acciones de corrupción.

En los 22 mil millones de pesos en obras contratadas muestran una sobrevaluación hasta de un 25%; producto de los “moches” que exigían.

Y para que se dé cuenta, de 561 empresas constructoras contratadas, solo  10 de ellas acapararon más de mil millones de pesos, y todas con el mismo representante legal, por lo que se deduce son propiedad de Cabeza de Vaca, pero que las opero con prestanombres.

 Pedro Cepeda Anaya, actual Secretario de Obras Publicas añadió, que hay 2 mil 502 contratos sin expedientes, pero se van a buscar y serán analizados detalladamente cada uno de ellos, porque es obvio que los escondieron para ocultar ilícitos.

Se dijo, que aún falta inspeccionar las obras que ejecutaron para verificar si aplicaron los materiales especificados en los contratos.

La Secretaria de Finanzas Adriana Lozano, confirmo que solo dejaron 7 millones de peso en caja; 4 de ingresos y 3 del Ramo 28, aclaro.

No obstante señalo, que el recurso está garantizado para que los trabajadores reciban su sueldo quincenal para que ellos no sufran las irregularidades que dejo la administración saliente.     

En el tema de seguridad, se informó que abandonaron una Secretaria desmantelada, por lo que no les ha permitido operar en coordinación con el gobierno federal para garantizar la seguridad ciudadana.

De las flota de 785 unidades, solo se encuentran activas 343, porque el resto prácticamente son “yonques”.

 Otro de los datos preocupantes, es que la Administración panista acumulo un deuda historia de por más de 15 mil millones de pesos, expreso el Gobernador. Cifra que mantendrá embargado a Tamaulipas por tres sexenios más, aparte que no se encuentra específicamente en que invirtieron esta cantidad.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button