Acusan a AMLO de usar fuerza del Estado para aniquilar adversarios

Contacto/Agencias

CIUDAD DE MÉXICO, julio 6 (EL UNIVERSAL).- Al expresar su “enérgica condena a los ataques y persecución política” de parte del gobierno federal y de Morena hacia el líder nacional del PRI, Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas, 32 dirigentes estatales denunciaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador degrada la aplicación de la ley y la acción política, y usa la fuerza del Estado como un juego de poder para aniquilar a sus adversarios.

En una carta abierta dirigida al Presidente de la República, los líderes estatales del tricolor condenaron que el gobierno federal se conduzca con resentimientos y odios contra quienes no comulgan con sus ideas.

Puntualizaron que lo ocurrido en Campeche con la revelación de audios y el cateo en un inmueble de Moreno Cárdenas, ratifica que el presidente y Morena no son capaces de defenderse con argumentos frente a las críticas a su mal gobierno, y destacaron que las agresiones y violencia ejercidas contra el líder priista fortalecen la unidad interna.

Los presidentes estatales reprobaron que el mandatario “utilice sus conferencias matutinas como un ejercicio de adoctrinamiento diario”, para abrazar a sus seguidores, así como rechazar y condenar a quienes considera sus adversarios, impulsando entre los mexicanos un escenario de división y confrontación.

Desde esas conferencias, agregaron, el presidente pretende justificar la violencia, los crímenes y a quienes violan la ley, porque pretende o cree que los mexicanos estamos ciegos y que sólo podemos ver lo que él cree o que piensa debe hacerse.

Señalaron que el rechazo a iniciativas presidenciales como las reformas Eléctrica y Electoral, a la asignación de militares en los altos mandos de la seguridad pública, y la oposición que se ha mantenido por parte de la alianza, “ha tenido como respuesta una embestida del presidente, usando la fuerza del Estado contra los dirigentes y diputados de los partidos que la integran”.

En ese sentido, los dirigentes de los Comités Directivos Estatales del PRI argumentaron que los hechos suscitados en Campeche, impulsados y ejecutados por la Fiscalía del Estado, exhibieron los excesos de la operadora Layda Sansores, para ganar la simpatía del presidente a través de un esquema de linchamiento mediático que el propio López Obrador ha reconocido que humilla y vulnera la dignidad de las personas.

En la carta abierta, los dirigentes priistas recalcaron que con esta narrativa, el presidente pretende desentenderse, como siempre, de los hechos que él mismo instruyó y que han sido una práctica común a lo largo de su administración.

“No presidente. El país en términos de seguridad, salud, desarrollo y transparencia, entre otros, no marcha bien y miles de mexicanos no estamos felices con los resultados de su gobierno”, aseguraron.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button