Adán Augusto culpa al PJF de inseguridad

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- El Gabinete de Seguridad Nacional compareció ante la Comisión Bicamaral en un ejercicio inédito donde el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, arrancó su participación con el reparto de culpas al villano favorito del momento, el Poder Judicial, por la inseguridad e impunidad en el país.

“No quiero dejar de señalar que la ineficiencia del Poder Judicial, que deja una gran parte de los delitos cometidos sin castigo, continúa siendo un profundo lastre para acabar con la impunidad y la inseguridad, por lo que debemos avanzar todos en la limpieza urgente que ese poder necesita para funcionar correctamente”, subrayó al iniciar.

Aseguró que para el actual gobierno “no era ni es la intención militarizar al país”, así como, sin mencionarlo, recordó la guerra contra el narco de Felipe Calderón: “Para nosotros, las víctimas de la delincuencia no son daños colaterales; en la estrategia de seguridad del gobierno federal se prioriza la vida y la paz por encima de los operativos espectaculares con los que conseguir medallas”, expuso.

Defendió a la Guardia Nacional y a su integración con militares al argumentar que “no hay institución mejor preparada, mejor capacitada ni mejor organizada que nuestras Fuerzas Armadas para continuar la recuperación de los territorios que hoy están a merced de las organizaciones criminales o del crimen organizado”.

Ya en el cónclave privado llegaron los cuestionamientos por el proceso de militarización y por las altas cifras de homicidios y desapariciones en el país.

“La Guardia Nacional es civil porque desempeña funciones civiles”, respondió tajante el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval al rechazar que exista un proceso de militarización en el país.

Seguirían los temas polémicos y que no fueron respondidos, cuando se expuso el espionaje con Pegasus a periodistas y defensores de derechos humanos, y los casos específicos de violaciones y desapariciones por parte de marinos y soldados.

Sin embargo, según Ricardo Monreal, la reunión, de cuatro horas, “fue un avance significativo” y un “ejercicio inédito”, y se cumplió con una de las facultades del control parlamentario y se presentó el primer informe semestral de la Fuerza Armada Permanente en Labores de Seguridad. El también presidente de la Comisión Bicamaral apuntó: “Lo que observo con mucha claridad es que tienen estrategia, tienen información y tienen claridad en los objetivos que persiguen. Se veía a los cuatro secretarios manejar con demasiada soltura toda la información y obviamente sabían de lo que estaban hablando”, dijo.

Sin embargo, para senadores de oposición fue una reedición de la conferencia mañanera porque se expusieron las mismas fotografías, gráficas y estadísticas.

A cuatro años de iniciado el actual gobierno y la conformación de la Guardia Nacional con un porcentaje mayoritario de soldados, así como la instrumentación de la política de “abrazos, no balazos”, que no ha frenado los más de 155 mil homicidios y 38 mil desaparecidos, los secretarios de Gobernación, Defensa, Marina y Seguridad Pública rechazaron que haya militarización en el país.

Emilio Álvarez Icaza, senador del Grupo Plural, expuso que uno de los ejes del encuentro fue la discusión de que hay quienes piensan que el país vive un proceso de militarización y “el gabinete insiste en que como hay un mando civil, porque el Presidente es civil y hay una secretaria civil, entonces no hay militarización, y porque la Guardia Nacional es civil porque hace funciones civiles.

“Los secretarios consideraron que es exagerado hablar de un proceso de militarización, porque los militares no son los que mandan en el país”, indicó.

Reconoció que no se habló de la estrategia de “abrazos, no balazos”, pero sí le recordó al gabinete de seguridad que el de López Obrador ya es el sexenio con más homicidios y más desaparecidos, a pesar de que faltan 16 meses para que concluya.

“La pregunta de fondo es: ¿cómo le hacemos para que en cinco años no lleguemos otra vez a que no hay otra opción más que dejar a los militares en las calles? Fue la columna vertebral de la reunión”, dijo.

Damián Zepeda, senador del PAN, expuso que fue un intercambio de visiones en materia de seguridad pública, “una que basa en las Fuerzas Armadas las acciones y otra de quienes queremos que prevalezca una Guardia Nacional civil, y entonces que se pueda dar un retiro paulatino. “Sí hubo un intercambio franco de todos. Puedo estar de acuerdo o no con lo que se dice, pero hubo un intercambio franco, eso es la verdad”, pero hace falta una clara ruta de salida de los militares de las labores permanentes de seguridad sin que eso implique que no puedan ayudar, agregó.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button