Alianza arrasa por más de 30% y mantiene Coahuila

SALTILLO (EL UNIVERSAL).- La elección de gobernador en Coahuila da como virtual ganador al candidato de la Alianza Ciudadana por la Seguridad (PRI, PAN, PRD) Manolo Jiménez Salinas, lo que convierte al estado en el último bastión del PRI, donde nunca han perdido una elección.

De acuerdo con el Programa de Resultados Preliminares (PREP) y al conteo rápido otorgado por el Comité Técnico Asesor contratado por el Instituto Electoral de Coahuila (IEC), la ventaja de Jiménez Salinas sobre el segundo lugar era de más de 30 puntos porcentuales.

Además, el conteo rápido arrojó una participación ciudadana de entre 56% y 58%, porcentaje alto pero menor a lo registrado en la elección a gobernador de hace seis años, que fue de 60.5%.

La celebración

La fiesta del triunfo tuvo lugar en la Plaza de las Ciudades Hermanas, un parque ubicado frente a la sede del PRI en la capital de Coahuila, donde Manolo estuvo acompañado de los dirigentes nacionales Marko Cortés (PAN), Jesús Zambrano (PRD), y Alejandro Morena (PRI), quien celebró con los simpatizantes del tricolor el haber retenido uno de sus más fuertes bastiones.

Manolo Jiménez agradeció a su familia y a la unión del PAN y el PRD con el PRI para formar la Alianza Ciudadana por la Seguridad y dijo que en equipo se hizo una “gran” campaña basada en la unidad.

“Fuimos más allá de una alianza, construimos un frente ciudadano invencible. Se convirtió en el punto de encuentro de los coahuilenses que queremos hacer cosas buenas por el estado”, expresó.

“El amor le ganó al odio y el trabajo a la grilla”, aseguró.

Jiménez Salinas pidió dejar atrás las diferencias y ataques de las campañas porque, expuso, Coahuila es mucho más grande que cualquier partido presente.

“Es momento de ir hacia adelante. Gobernar para todos. Se acaba la contienda. Buscamos construir el gobierno más ciudadano en la historia de Coahuila para mejorar la calidad de vida de la gente”, precisó.

Reconocen derrota

El candidato de Morena a la gubernatura de Coahuila, Armando Guadiana, y el aspirante del PT, Ricardo Mejía Berdeja, reconocieron anoche que los resultados no les fueron favorables.

Guadiana Tijerina consideró que la diferencia de votos, que sería de más de 30 puntos, se debió a una elección de Estado, y Mejía Berdeja acusó la inhibición del voto como factor para no alcanzar los resultados esperados.

El candidato de Morena dijo que los resultados son producto de la injerencia del gobernador través de las policías estatales y algunas municipales: “Eso hizo mella… es una vergüenza que esto suceda con los avances tecnológicos y que sigan haciendo todo esto. Responsabilizo al gobernador y a los jefes policiacos”.

Mejía Berdeja también señaló detenciones arbitrarias por parte de la policía estatal hacia representantes de su movimiento. Destacó que interpusieron 25 denuncias en contra de funcionarios y que promovieron amparos.

Desde el viernes y sábado pasado, tanto Guadiana Tijerina como Mejía Berdeja denunciaron presuntas detenciones arbitrarias y el hostigamiento de la policía estatal hacia militantes, simpatizantes y consejeros de otros estados.

Guadiana Tijerina también reconoció que la división de la izquierda afectó los resultados y que esa división se llama Ricardo Mejía, al tiempo que a Lenin Pérez lo llamó “mercenario de la política”.

Criticó también la decisión de las dirigencias nacionales del PVEM y PT de sumarse a su proyecto al cuarto para las 12. Deseó a Manolo Jiménez un buen proyecto y dijo que si trabaja con ética y moral hará bien las cosas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button