Amenaza “mejor amigo” del gobernador de  Nuevo León alperiodista Ramón Alberto Garza

Es el Jefe de la Oficina de Samuel García Sepúlveda

El periodista regiomontano Ramón Alberto Garza, director general del medio digital Código Magenta, denunció que el jueves fue amenazado por Miguel Flores Serna, mejor amigo y jefe de la Oficina Ejecutiva del Gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda.

“En 50 años de ejercicio periodístico jamás he callado frente a ninguna amenaza y esta no será la excepción”, respondió Garza García, quien fundó el medio digital Reporte Índigo, además de que fungió como vicepresidente de la cadena Televisa y presidente de Editorial Televisa, así como director editorial de los diarios Reforma y El Universal.

Garza explicó que recibió una amenaza contra él y contra su familia y que la advertencia es contundente.

En el texto enviado por Flores Serna dice: “La bronca es que ya se está metiendo con la familia, esos camiones son de mi papá y al meterse con mi familia pone en riesgo la suya”.

Y agrega: “Porque yo no me voy a quedar con los brazos cruzados si se mete con mi familia”.

Más conocido como “Mike”, el funcionario estatal, de 35 años de edad, es señalado como uno de los mejores amigos de García Sepúlveda desde que eran adolescentes. Es, además, yerno de Aldo Fasci Zuazua, ex director del Centro de Información para la Seguridad del Estado, de Evaluación y Control de Confianza (CISEC) y ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno de Nuevo León.

El periodista detalló que todo se debió a la publicación, un día antes, de su columna de opinión “¡Que alguien me explique!”, en Código Magenta, titulada ‘Les vale “madres’, misma que reproducimos de forma textual:

“El Gobernador Samuel García movilizó el pasado viernes a la policía estatal, no para enfrentar la creciente delincuencia de Nuevo León, sino para recuperar un camión de la empresa privada propiedad de su compadre, amigo y colaborador, Miguel “Mike” Flores.

El camión fue detenido por una falta de tránsito en el municipio panista de San Nicolás, por lo que el ejecutivo estatal ubicó esa “agresión” dentro de la guerra civil que libra contra todo lo que huela al PRI y al PAN en su entidad. Y mandaron a la tropa de Fuerza Civil al “rescate”.

Eso desencadenó una ofensiva que confrontó a las policías estatales y municipales, en un hecho que desembocó en una frustrada intentona para que la policía estatal de Nuevo León asumiera las funciones de la policía del municipio de San Nicolás.

Y como consecuencia, los alcaldes de Apodaca, Guadalupe, Juárez y Pesquería se vieron obligados a enviar refuerzos de sus mismas policías municipales para frustrar lo que interpretaban como un intento golpista del Estado contra la policía municipal nicolaíta.

Al final del día, Fuerza Civil acabó al servicio privado de la empresa del “júnior” de la política Fosfo Fosfo, el jefe de la oficina del Gobernador. Y la ley… les vale “madres”.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button