AMLO y congresistas de EU chocan por lucha antinarco

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL). – El presidente Andrés Manuel López Obrador y congresistas republicanos de Estados Unidos se subieron al ring electoral.

Ayer jueves el Jefe del Ejecutivo mexicano amagó con pedir a connacionales que viven en EU no votar por el Partido Republicano, luego de que legisladores de ese instituto propusieran el uso de las fuerzas armadas estadounidenses en territorio mexicano contra los cárteles del narcotráfico.

“Si no cambian su actitud y piensan que van a utilizar a México para sus propósitos propagandísticos, electoreros, politiqueros, nosotros vamos a llamar a que no se vote por ese partido”, argumentó el Presidente.

Este no es el primer amago que el Titular del Ejecutivo federal hace en contra de legisladores estadounidenses.

En diciembre de 2021, advirtió que ante la eventual discusión de una reforma migratoria en Estados Unidos para regularizar la situación de migrantes mexicanos y de otros países, si uno de los dos partidos —Demócrata o Republicano— vota en contra o no la apoya, se manifestaría para que nuestros paisanos no respaldaran a ese partido en las urnas.

En abril de 2022, López Obrador instó a los latinos en Estados Unidos a no votar en las elecciones intermedias de noviembre por políticos que los han “maltratado”, dijo.

Respuesta estadounidense. “No más abrazos”. El influyente senador republicano Lindsey Graham escaló el tono de su retórica hacia México, al que calificó de “narcoestado dominado por terroristas” a los que sólo les interesa el dinero.

En respuesta a la declaración que hizo el presidente López Obrador, el republicano por Carolina del Sur, entidad de los dos estadounidenses secuestrados y asesinados en Tamaulipas, pidió a los votantes mexicanos recordar que “viven en un infierno”. Autor de una iniciativa que busca declarar terroristas a los cárteles y permitir que militares de EU actúen contra narcotraficantes, dijo que en su país han llegado a un punto de inflexión.

“Las 70 mil muertes, el año pasado, relacionadas con el fentanilo que llega de México es un resultado inaceptable. Me gustaría trabajar con el gobierno mexicano. El pueblo mexicano está sufriendo por estos cárteles de la droga que han convertido el país en un narcoestado en algunas zonas”.

Indicó que le gustaría que el gobierno mexicano “deje su juego, y trabaje más de cerca con nosotros para erradicar este problema en su patio que nos está afectando a nosotros”.

El senador Graham advirtió que el modelo adoptado por el presidente López Obrador “no está funcionando. No más abrazos”, subrayó.

Acotó que si López Obrador quiere “hacer un teatro político de esto”, está bien, pero está claro que no hay muestras de cambio: “Si no cambia su comportamiento y sus propios ciudadanos sufren, mi país no se va a quedar con los brazos cruzados y no va a ser solamente sobre el narcotráfico, que ha creado un narcoestado en México”.

De su lado, el representante republicano Dan Crenshaw, de Texas, dijo al Mandatario mexicano que mejor debería hacer campaña contra los cárteles de la droga.

Crenshaw reaccionó en Twitter: “El presidente de México dijo hoy que haría campaña contra mí y contra cualquiera que quiera apuntar a los cárteles. Vamos”. Luego escribió Lol (diminutivo de Laugh Out Loud, en tono de burla) El diputado federal agregó: “Contrólese. Debería hacer campaña contra los cárteles que ASESINAN a su propia gente, no contra los estadounidenses que quieren ayudar a erradicarlos”.

Crenshaw, a quien López Obrador llamó erróneamente senador, es el autor de una iniciativa presentada en el Comité de Exteriores de la Cámara Baja que busca avalar el uso de las fuerzas armadas de Estados Unidos contra nueve cárteles señalados por la violencia que han causado y por traficar fentanilo a suelo estadounidense.

Campaña contra republicanos. En conferencia de prensa en las instalaciones del llamado búnker —que ordenó construir el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna— el Jefe del Ejecutivo federal arremetió contra el Partido Republicano al calificarlo de “intervencionista, inhumano, hipócrita y corrupto”.

“Lo que dijo ese senador no lo admitimos. A México se le respeta. No somos un protectorado de Estados Unidos, ni una colonia de Estados Unidos, México es un país libre, independiente, soberano, no recibimos órdenes de nadie, aquí manda el pueblo de México”, dijo López Obrador.

El presidente de la República afirmó que no permitirá que intervenga un gobierno extranjero y mucho menos que intervengan fuerzas armadas extranjeras en nuestro territorio.

Expresó que esa iniciativa además de “irresponsable” es una ofensa al pueblo de México, una falta de respeto a nuestra independencia y soberanía.

El presidente López Obrador expuso que los republicanos deben cambiar su trato hacia México o comenzará con una campaña informativa en Estados Unidos para que todos nuestros paisanos sepan de esta agresión a México y los castiguen no dándoles su voto.

“No aceptamos las amenazas, no es el gobierno del presidente Joe Biden, son los republicanos, fue el coordinador de los republicanos en la Cámara de Representantes. Es una actitud prepotente alevosa, majadera, intervencionista”, insistió.

López Obrador no descartó acudir a Naciones Unidas si la iniciativa del representante prospera, pero por lo pronto detalló que esperará a ver la reacción de otros legisladores del Partido Republicano.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button