Beryl será un “ciclón mortal”

Advierte vicegobernador de Texas

EU.- Beryl será un “ciclón mortal” para aquellos que se encuentren directamente en su trayectoria, advirtió ayer el vicegobernador de Texas, Dan Patrick, a medida que el fenómeno se fortalece, con la estimación de que impactaría al estado anoche o la madrugada de hoy, con categoría de huracán.

Según Patrick, 121 condados de Texas están en la zona de declaración de desastre en el estado. “La buena noticia es que parece que se moverá rápidamente a través del estado”, señaló en rueda de prensa. “Será un evento de lluvia fuerte, pero se moverá rápidamente”.

Sin embargo, insistió en que “será una tormenta mortal para las personas que se encuentren directamente en su camino”. Más temprano, había dicho: “Créanme, no querrían estar en uno de categoría uno”.

El centro de Beryl, degradado a tormenta tropical tras haberse convertido el lunes pasado en temible huracán categoría 5 –la máxima- se encontraba a las 20:00 horas cerca de la costa del golfo de Texas, moviéndose en dirección norte-noroeste. El Centro Nacional de Huracanes (CNH) prevé que el centro de la tormenta tocará tierra en el centro de Texas temprano, el lunes. Se prevé que Beryl gire luego hacia el noreste y se mueva hacia el interior sobre el este de Texas y Arkansas a finales del lunes y el martes.

Los datos de los cazadores de huracanes de la Fuerza Aérea indican que los vientos máximos sostenidos han aumentado a cerca de 70 millas por hora (110 km7H). El CNH prevé que Beryl se convertirá en huracán esta noche, antes de alcanzar la costa de Texas.

Varios sectores de la costa de Texas estaban bajo advertencia de huracanes y marejadas ciclónicas este domingo. Según los pronósticos oficiales, el ingreso de Beryl debe ocurrir la madrugada del lunes entre la ciudad portuaria de Corpus Christi y la isla de Galveston, pero la fuerza de los vientos ya era perceptible desde las 20:00 horas locales.

El NHC advirtió de peligrosas marejadas ciclónicas, inundaciones repentinas y fuertes vientos durante la noche en partes de Texas.

“Tenemos que tomarnos a Beryl muy en serio”, dijo el alcalde de Houston, John Whitmire, cuya ciudad de 2.3 millones de habitantes se encuentra cerca de la posible trayectoria.

“Alrededor de la medianoche las cosas se pondrán muy tensas. Así que quiero que los habitantes de Houston sepan que las condiciones en las que se van a dormir durante la noche no serán las mismas en las que se despertarán por la mañana”, agregó.

“Vientos de 60 a 90 millas por hora [96 a 144 km por hora], lluvias fuertes (…) por lo que tendremos calles inundadas. Mi pedido es mantenerse alejados de las carreteras”, explicó.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button