Biblias, tenis, vodka y hasta filetes: los otros negocios de Trump

EU (EL UNIVERSAL).- Donald Trump hará lo que sea con tal de obtener recursos para su campaña presidencial, con miras a las elecciones de noviembre en Estados Unidos. Vender Biblias o zapatos deportivos, es sólo un ejemplo.

En plena Semana Santa, Trump presentó su Biblia con el eslogan “Hagamos que América ore, otra vez” (Make America Pray Again), por el precio de 60 dólares (994 pesos mexicanos, al tipo de cambio actual).

En sus mítines, expertos notan una tendencia de Trump a recurrir más a la religión, vendiendo sus famosas gorras rojas con el eslogan “Jesús es mi salvador, Trump es mi presidente”. Pero además, eso le permite al magnate conseguir dinero.

En un video publicado en su red Truth Social, Trump aparece con dos banderas estadounidenses de fondo, sosteniendo en su mano una copia de la Biblia en la versión tradicionalista del Rey Santiago (King James Bible).

En la edición de Lee Greenwood, a quien Trump describe como “mi buen socio y amigo” el libro, aparentemente encuadernado en cuero, muestra en su tapa la consigna “Biblia Dios Bendiga Estados Unidos”. Además de la Biblia, el libro contiene una copia de la Constitución de Estados Unidos, la Carta de Derechos, la Declaración de Independencia, el Juramento de Fidelidad a la Bandera”.

En febrero, Trump lanzó unos zapatos deportivos dorados de edición limitada. Los presentó en un congreso en Filadelfia (Pennsylvania), bajo el nombre ‘Never Surrender’ (Nunca te rindas). El calzado lleva una especie de bandera estadounidense sobre el tobillo, compuesta por líneas rojas y negras, un cuadro azul lleno de brillantes estrellas y rayas y la T a cada lado (por el apellido de Trump). El costo: 399 dólares.

Roman Sharf, fundador y director ejecutivo de la compañía Luxury Bazar y coleccionista, adquirió un par de estos zapatos, tras ofrecer 9 mil dólares (148 mil pesos mexicanos) esta semana en una subasta.

No son los únicos negocios “distintos” a los más reconocidos que ha emprendido el republicano. En 2005 firmó un contrato para producir Trump Vodka, producida primero en Países Bajos y después en Alemania por Drink Americas, bajo licencia de la Organización Trump. La marca dejó de producirse bajo el nombre de Trump en 2011, al no lograr los resultados esperados, pero aún se vende en Israel, especialmente durante la Pascua, y se puede encontrar en el mercado negro.

También hizo un acercamiento en el mundo de los congelados: en mayo de 2007 lanzó Trump Steaks, una marca de carnes que se vendía exclusivamente a través de la marca Sharper Image y QVC. Tampoco allí tuvo éxito, y debido a las bajas ventas, el producto fue descontinuado en julio del mismo año.

Perfumes, velas aromáticas, tarjetas coleccionables, son algunos de los otros negocios marca Trump. “Trump es un caso único” de cómo el mundo empresarial se mezcla con las campañas políticas, dijo a CNBC Brendan Fischer, subdirector ejecutivo Documented, una organización supervisora de la presencia de dinero en la política.

“No se me ocurre ningún otro ejemplo moderno de un candidato presidencial que promocione una serie de productos para su beneficio privado”, añadió.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button