CONFIDENCIAL 

Por ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA. 

 . 

Barril sin fondo

PLAGIOS LEGISLATIVOS. -A muchos diputados locales se les agotó el repertorio de ideas para presentar trabajo y como consecuencia están recurriendo al reciclaje o al plagio de iniciativas o leyes de otras entidades. 

Algunos, como la panista, Liliana Álvarez, de plano están llegando al extremo de proponer acciones legislativas que ya fueron aprobadas en el pasado, e incluso que ya hasta están publicadas en el Periódico Oficial del Estado (POE). 

El pasado lunes, la diputada blanquiazul propuso en tribuna un exhorto dirigido al gobernador, Américo Villarreal Anaya, para que declare formalmente a la cuera tamaulipeca como un patrimonio cultural del estado. 

Sin embargo, ni a doña Liliana ni a sus asesores se les ocurrió una googleada para investigar antecedentes del tema. De haberlo hecho se hubieran enterado de que, el 30 de junio del 2016, fue publicado en el POE el decreto con el que se declara patrimonio cultural la cuera tamaulipeca y hasta se instituye el 20 de octubre como la fecha de su celebración. 

Álvarez no ha sido la única que ha incurrido en un oso legislativo. Son tantos los diputados que lo han hecho que no alcanzaría el espacio para citar sus casos. 

Esperemos que, en el futuro, antes de llevar a la tribuna una iniciativa, los parlamentarios dediquen unos minutos a indagar si alguien no se les adelantó. Así evitarán verse exhibidos. 

COMAPAS, BARRIL SIN FONDO. – Los alcaldes, diputados, y hasta los mismos gerentes, reconocen que la situación de quiebra que padecen prácticamente todas las Comapas del Estado obedece a dos factores principales: la corrupción y la obesidad de la nómina. 

Sin embargo, extrañamente nadie está haciendo algo para atacar esos dos males.  

Todos hablan de que el dinero apenas alcanza para el gasto corriente, y todo mundo admite que las Comapas son las cajas chicas de los gobiernos y del partido en el poder, pero en vez de implementar medidas urgentes que atajen esos padecimientos, lo único que hacen es buscar medios para allegarle más recursos a los organismos. 

Algunos alcaldes han optado por aumentar las tarifas del agua y otros de plano han recurrido a créditos bancarios, pero que sepamos hasta el momento ninguno ha emprendido alguna estrategia para fiscalizar los ingresos y egresos, o para ir adelgazando la nómina. 

Porque en el caso de la nómina no se trata solamente de la obesidad que padece por el enorme número de trabajadores que tienen las Comapas, sino también de los exagerados sueldos que se pagan, sobre todo a quienes ocupan los principales cargos administrativos. 

Bajo esas condiciones, mientras no haya verdadera voluntad para sanearlas, las Comapas seguirán siendo un barril sin fondo. Un barril que no desperdicia agua sino cientos o miles de millones de pesos al año. 

SIN NOVEDAD. – Terminaron las campañas políticas y todo sigue igual como el primer día: prevalece una evidente apatía social por la elección por la senaduría a realizarse este próximo domingo.  

Los candidatos fueron incapaces de motivar al electorado, al grado de que se teme que esta sea la elección más despreciada de la historia de Tamaulipas. Hay quienes presagian que no saldrán a votar más allá del 15 por ciento de los electores. 

Hay que decirlo con claridad: no todo es culpa de los candidatos, cuya pobreza de propuestas fue enorme. También son responsables las mismas autoridades electorales que no han sido capaces de desplegar una campaña que motive al ciudadano. 

Le aseguro que, si usted se para en una esquina y les pregunta a diez personas si sabe de qué el domingo deberá acudir a las urnas a elegir a un nuevo senador, la mayoría le responderá con un contundente, “no sé de qué me habla”. 

Por eso le digo que no hay novedad en el frente. 

ASI ANDAN LAS COSAS. 

roger_rogelio@hotmail.com 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button