CONFIDENCIAL.

Por ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA.

Siguen en las mismas

DISTRAIDOS. – Los diputados locales del PAN y Morena siguen usando la tribuna legislativa para hacer campaña política.

La sesión ordinaria de este miércoles no fue la excepción. Los panistas llevaron al apartado de asuntos generales la presunta relación de los hermanos, Julios César y Sergio Carmona Angulo, con el candidato morenista, Américo Villarreal Anaya.

“Las manos de muchos de ustedes apestan a huachicol, y al mancharse de huachicol muy probablemente estén o estarán manchados de sangre”, acusó la panista Mirna Edith Flores.

Ya luego vinieron las reacciones de los morenistas, arremetiendo contra el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, a quien acusan de hacer proselitismo a favor del candidato del PAN.

Lo único real es que, los diputados andan más entretenidos en promover a los candidatos de sus partidos, que en atender su principal tarea que es legislar.

Alguien debería avisarles que la campaña se hace en las calles, con los electores, y de paso habría que recordarles también que el Congreso no es una oficina de defensoría.

PRIMER CAPITULO. – La solicitud de desafuero contra la diputada morenista, Úrsula Patricia Salazar Mojica, fue turnada formalmente a la comisión instructora y con ello comenzó a escribirse el primer capítulo de una telenovela que va para largo.

Lo que sigue es que la Comisión llame a comparecer al titular de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, Raúl Ramírez, para que presente a los diputados las pruebas que tiene contra la también sobrina del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien pretende fincarle cargos por cohecho a raíz de dos audios en los que se le escucha pedir moches a un proveedor.

Por aquello del debido proceso, los trabajos de la comisión instructora deberían ser privados, pero los panistas amenazan con hacerlos públicos, igual que Morena lo hizo en su momento, desde la cámara federal de diputados, con el asunto del desafuero del gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca.

Nosotros insistimos en que el proceso de desafuero contra la tampiqueña no pasara la aduana del Pleno legislativo, porque el PAN no reúne los 24 votos que exige la constitución.

Por eso reiteramos que se trata de una simple estrategia mediática para golpetear a Morena con miras a la elección por la gubernatura, el cinco de junio próximo.

No está por demás decir que, Salazar Mojica ha andado muy callada sobre el asunto. El martes la buscamos por teléfono para preguntarle su opinión, pero se excusó con el pretexto de que iba en carretera.

“Llegando a Tampico le llamo”, dijo, sin que eso ocurriera.

NI DE AQUÍ, NI DE ALLÁ. – El diputado de Movimiento Ciudadano (MC), Gustavo Cárdenas Gutiérrez, anda muy cuidadoso de no involucrarse en la guerra que se traen el gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca y los morenistas tamaulipecos.

Cuando los reporteros le preguntaron su opinión, se salió por la tangente.

“Por un lado está el de allá (Andrés Manuel López Obrador) con las mañaneras, y por otro lado está el de aquí, que anda desatado haciendo proselitismo a favor de su candidato, pero eso es normal” señaló.

Lo cierto es que, el emecista lleva ya varias semanas que no se quiere meter en las patas de los caballos. Le está apostando a la neutralidad para no involucrarse en pleitos ajenos.

Hasta su voto en el Pleno es de ida y vuelta. Comenzó la legislatura votando al lado de Morena, pero de unas sesiones para acá su línea es confusa.

OTRO IGUAL. – También el diputado, Angel Covarrubias Villaverde, anda confundido.

Es cierto que el tampiqueño trae bien puesta la camiseta del PAN, pero se le olvida que actualmente forma parte de la bancada del PRI.

Este miércoles no le importó cuidar las formas al acudir con el grupo parlamentario blanquiazul a una conferencia de prensa. Ahí posó como un panista más. De plano, no hay seriedad.

ASI ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button