CONFIDENCIAL 

Por ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA. 

Incógnita en el Congreso 

SE BUSCA PRESIDENTA.-Partiendo del hecho de que, Úrsula Salazar Mojica, estará, “si o si” en la boleta electoral del 2024, en el Congreso del Estado la incógnita a despejar es acerca de quién podría ser su sustituta o sustituto en la presidencia de la Junta de Gobierno. 

No será tarea fácil que Morena encuentre al perfil idóneo porque, aunque hay algunos legisladores con capacidad para ese encargo, prácticamente los 16 integrantes de la bancada morenista andan haciendo su luchita por una candidatura. Como dice el refranero, “hasta el más chimuelo anda queriendo mascar tuercas”. 

Y es que, aunque hay varios que aspiran a una senaduría, una diputación federal o una alcaldía, hay otros que se darían por satisfechos si al menos les dieran la oportunidad de buscar la reelección. 

Tal vez la solución podría estar en alguno de los suplentes que serán llamados a ocupar las curules de todos aquellos diputados que, una vez palomeados por las jerarquías morenistas pedirán licencia para ir a hacer campaña. 

Seguramente pronto comenzaremos a ver señales claras sobre el próximo presidente del Congreso, porque las fechas de las definiciones se acercan. Mientras tanto, habrá terreno fértil para la especulación. 

UN “FIFI” EN MATAMOROS.-Conforme se acorta la distancia hacia el dos de junio del 2024, cuando los tamaulipecos iremos a las urnas para elegir, desde nuevo presidente de la República, nuevos legisladores, federales y estatales, y nuevos alcaldes, comienzan a asomar la cabeza nuevos aspirantes o suspirantes a aparecer en la boleta electoral. 

En Matamoros, por ejemplo, el exdiputado local y exsecretario de Desarrollo Económico en el anterior gobierno, Carlos García González, de pronto comenzó a mostrarse muy activo socialmente. Lo mismo promueve en sus redes sociales reuniones con los cuates, que se fotografía asistiendo a los juegos del equipo local de tercera división de futbol, los Gavilanes. 

Sin embargo, el también expresidente del Congreso del Estado es todo un misterio, porque no precisa si quiere intentar por segunda ocasión convertirse en el alcalde de Matamoros, o si buscará ir a las grandes ligas con una diputación federal. 

A diferencia de muchos otros panistas que andan haciendo también su luchita, el matamorense tiene garantizada la candidatura, porque para eso es amigo cercano al exgobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, quien, como ya se ha dicho, es el que partirá y repartirá el pastel de las candidaturas hacia dentro del PAN. 

La verdad, si García González le bajara dos rayitas a su egocentrismo y su arrogancia, podría tener realmente posibilidades de ganar una elección. Es un personaje inteligente y eficiente en la tarea que le encomiendan, pero su personalidad de “fifi” no le ayuda mucho. 

TAMBIEN LOS PROFES.- Por cierto, la fiebre por las candidaturas también le está pegando fuerte a los profes tamaulipecos. 

Nos dicen que, suman más de media docena los maestros que andan bastante activos en la búsqueda de simpatías ciudadanas con la idea de alcanzar una candidatura para una diputación local. 

Entre ellos identifican a Abelardo Ibarra, Ulises Ruiz Pérez y hasta Jaime Ramos Salinas. 

De los tres, Ruiz Pérez presume tener el respaldo absoluto del secretario general de la sección 30 del SNTE, Arnulfo Rodríguez Treviño, de quien es su secretario particular. 

Aunque trae un historial bastante complicado y con muchos negativos, Don Ulises asegura que su aparición en la boleta electoral es un hecho. 

El asunto abre una interrogante: ¿por cual partido buscarán los maestros una candidatura? 

Después de lo lastimado que quedó la relación del magisterio con el gobierno estatal, tras el paro de más de una semana y la “manita de puerco” que le aplicaron a la dirigencia desde la Secretaría de Gobernación, las cosas quedaron a modo para que el PAN y PRI capitalicen el voto del profesorado. 

Será interesante ver lo que hace Morena al respecto, porque, insistimos, el magisterio tamaulipeco tiene un capital promedio de entre 150 y 180 mil votos, nada despreciables porque pueden hacer diferencia entre el triunfo y la derrota. 

ASI ANDAN LAS COSAS. 

roger_rogelio@hotmail.com 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button