CONFIDENCIAL. 

Por ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA. 

De complot, mentiras y exámenes 

COMPLOT. – Son insuficientes los deslindes oficiales que niegan el presunto complot, para desplazar del cargo al alcalde de Reynosa, Carlos Peña Ortiz. 

Insuficientes, porque es más que evidente que, desde el gobierno estatal hay un marcado interés por reemplazar al hijo de Maki Ortiz Domínguez, como parte de un viejo pleito de ésta con las jerarquías del PAN en la entidad. 

Un pleito que arreció desde que la también exsenadora renunció a su militancia panista y comenzó a operar políticamente a favor de Morena, al grado de conseguir primero que su hijo la sucediera en la alcaldía y de paso incidir para que Morena ganara el control del Congreso local, y luego ser factor en la derrota del PAN durante la reciente elección por la gubernatura. 

Los audios de conversaciones grabadas a Luis Alejandro Espino Acosta, hijo del auditor superior del estado, Jorge Espino Ascanio, negociando votos de regidores a cambio de cinco millones de pesos, para que lo apoyen en su puja por el asiento que ocupa Peña Ortiz, son un escándalo, si, pero nadie debe sorprenderse de ello, porque es un secreto a voces que hay todo un plan para colocar un nuevo edil reynosense.  

Es parte del cobro de facturas del panismo hacia Doña Maki. 

¿Lo lograrán? Eso si está complicado de prever. Al gobierno panista le quedan poco más dos meses de “vida”, y no será lo mismo trabajar en la encomienda con un Poder Ejecutivo al mando de Morena.

SIN ASESORES. – Una de dos: o la coordinadora de la bancada de Morena, en el Congreso del Estado, Úrsula Patricia Salazar Mojica, no tiene asesores; o de plano no los consulta antes de emitir una declaración. 

Son varias las ocasiones en que la diputada tampiqueña emite declaraciones, criticando o descalificando decisiones tomadas desde el Congreso del Estado o desde el gobierno estatal. 

Sin embargo, una cosa es cuestionar y otra cosa es cuestionar sin razón, o por el solo hecho de atacar al enemigo político. 

Así, el pasado viernes,  y ayer también,  la sobrina del presidente, Andrés Manuel López Obrador, difundió un boletín acusando al presidente de la diputación permanente, Félix Fernando García Aguiar, de violar la ley del Congreso del Estado, para ordenar la publicación en el Periódico Oficial del Estado (POE), de  una fe de erratas sobre un articulo de la Ley de Ingresos del Gobierno estatal del ejercicio 2022. 

De acuerdo con la lógica de Doña Úrsula, la intención de fondo es abrirle la puerta al gobierno de Francisco Cabeza de Vaca, para  contratar un crédito de 1,200 millones de pesos antes de que termine su cargo el 30 de septiembre. 

Sin embargo, la realidad de las cosas es que, la morenista mintió porque,  la corrección legislativa fue solamente para reemplazar la palabra “mínima”, por “máxima”, por una disposición del Reglamento del Registro Público Único de Financiamientos y Obligaciones de las entidades federativas y los municipios, que en su artículo 25, fracción II, inciso “B”, señala que, la autorización de una obligación debe establecer el plazo máximo y no el mínimo. 

Y esa fue precisamente la fe de erratas publicada: corregir la palabra “mínimo”, que establecía la Ley de Ingresos, por la de “máximo”. En ninguna parte se habla de una nueva contratación de deuda pública. 

En esa dinámica, la coordinadora del grupo parlamentario guinda sigue perdiendo credibilidad porque utiliza para el ataque hechos falsos o sin sustento legal, y de paso abona a la desconfianza social, porque para un gran sector ciudadano el pleito entre panistas y morenistas es por todo, menos por la defensa de los intereses colectivos. 

EXAMEN MAGISTERIAL.- Los profes tamaulipecos tendrán una especie de examen profesional con la elección de su próximo dirigente sindical en la sección 30 del SNTE. 

Por primera vez en la historia, vivirán una elección con voto libre y secreto, lo que en palabras llanas significa que, de forma directa los casi 50 mil maestros que imparten educación pública en la entidad podrán decidir a su nueva dirigencia. 

Las reformas contenidas en la Ley Federal del Trabajo en materia sindical, los obligan a ello. 

Atrás quedaron aquellas elecciones donde representantes secciónales se encerraban casi 24 horas, para consensar, y luego de negociaciones en lo oscurito, decidirse por su siguiente secretario general. 

Hoy será distinto. Cada maestro votará por quien mejor le convenza. 

Bajo ese escenario, el magisterio estará bajo la lupa del ojo ciudadano. Esperemos que las prácticas viciadas de los procesos electorales partidistas no contaminen la primera experiencia de un sindicato, en el que el dedazo ha estado siempre presente en la elección de su líder. 

Por lo pronto hay una buena señal: algunos de los aspirantes ya comenzaron a hacer proselitismo en redes sociales, con mensajes en los que exigen respeto a la autonomía del sindicato magisterial. 

Eso significa que no todos están dispuestos a aceptar las imposiciones o líneas externas a la organización sindical. 

ASÍ ANDAN LAS COSAS. 

roger_rogelio@hotmail.com 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button