CONFIDENCIAL

Por ROGELIO RODRÍGUEZ MENDOZA

¿Se va a o se queda?

SIN MATERIA. – Esta semana, el Pleno del Supremo Tribunal de Justicia (STJ), sacará sus manos del pleito entre diputados panistas y morenistas.

Es así porque, deberá decretar el sobreseimiento de la controversia constitucional promovida por dos síndicos del Ayuntamiento de Mante, que permitió frenar la sentencia del Tribunal Electoral del Estado que le daba a Morena el control de la Diputación Permanente e invalidaba 181 dictámenes, algunos de ellos de gran interés para el gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca.

Como es sabido, la semana pasada la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal resolvió que, efectivamente la Diputación Permanente será representada por la última mesa directiva del Pleno, como lo exigía Morena, pero en contra parte revocó la invalidez de los 181 dictámenes y los declaró vigentes, con lo que ya no hay razón para que el Poder Judicial siga metiendo su cuchara en el diferendo.

En el argot jurídico se dice que, el asunto quedó sin materia.

Eso no impedirá, sin embargo, que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal, se pronuncie con respecto al juicio promovido por los magistrados electorales tamaulipecos, precisamente contra el STJ, porque, en su opinión, al impedir la ejecución de su sentencia invadió su esfera de competencia.

Será interesante saber lo que opina el máximo tribunal de justicia electoral del país con respecto al actuar del Poder Judicial local.

¿SE VA O SE QUEDA? – Ahí mismo, en el Poder Judicial del Estado, muchos se preguntan si el magistrado Horacio Ortíz Renán buscará su ratificación por otros seis años.

Apenas el pasado 15 de septiembre, el avecindado reynosense permutó con, David Cerda Zúñiga, la presidencia del Poder Judicial, a cambio de la tercera Sala Unitaria.

Sin embargo, como su periodo de seis años, para el que fue designado como magistrado, se le vence este cinco de octubre, hay quienes piensan que podría buscar la ratificación por otro sexenio, aprovechando el camino jurídico que abrió Javier Valdez Perales.

Cuestión de recordar que, Valdez promovió y ganó un amparo de la justicia federal para lograr su ratificación como magistrado regional, argumentando que, al no ser sometido a evaluación le habían violado su derecho a continuar otros seis años en el cargo.

Nos dicen que, Ortiz Renán podría usar el mismo alegato de que, como no lo evaluaron en su desempeño, para determinar si es o no apto para mantenerse otros seis años como magistrado, la ratificación sería en automático.

Hay quienes no ven tan lejana esa posibilidad, sobre todo porque se sabe que el jurista trae vínculos muy cercanos con algunos personajes del primer círculo de la “4T” en Tamaulipas.

LISTOS LOS 24.- En Palacio de Gobierno andan verdaderamente preocupados, y con la alerta encendida, porque todo indica que en Morena ya traen “amarrados” los 24 votos que requieren para recuperar el control de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, y con ello el mando absoluto del Poder Legislativo.

No tienen plenamente identificadas a las diputadas que cambiarán de camiseta blanquiazul a guinda, pero hay quienes ven vulnerables a Danya Silvia Arely Aguilar Orsoco; Nora Gómez González; Linda Mireya González Zúñiga; y Lidia Martínez López.

En las plenarias del grupo parlamentario, a las cuatro legisladoras se les ve dubitativas, sin disposición para apoyar las posiciones de la bancada, y muy lejanas al grupo.

Si a ello se le suma que en Morena ya presumen tener en la bolsa los votos de las dos terceras partes de la legislatura, es normal la intranquilidad que se vive en la oficina principal de Palacio de Gobierno.

De hecho, todo apunta a que para antes de que termine noviembre, Morena ya tendrá como presidenta de la Junta de Coordinación Política a Úrsula Patricia Salazar Mojica, la coordinadora de la bancada guinda y sobrina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

SIEMPRE NO.- En el ámbito nacional, los jueces federales le siguen dando largas al beneficio autorizado al llamado “Jefe de Jefes” de la mafia mexicana,  Miguel Ángel Felix Gallardo, para que termine de cumplir su sentencia en su domicilio.

No hay que buscarle mucho: El beneficio se canceló por las presiones del gobierno de Estados Unidos. El país vecino no iba a aceptar que quien ordenó asesinar a su agente, Enrique Camarena,  se vaya a su casa.

ASI ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button