CONFIDENCIAL 

Por ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA. 

Dudas sobre la Guardia Estatal 

“Esta va a ser la policía del siglo”, le escuché decir hace poco más de 20 años a la entonces secretaria general de gobierno, Laura Alicia Garza Galindo, en la administración de Tomas Yarrington Ruvalcaba, al presidir un evento en el que se ponía en funcionamiento la entonces policía estatal. 

Garza Galindo (q.e.p.d) presumió aquella corporación como una policía con los más altos estándares en conocimiento del tema de derechos humanos, y con una capacitación y profesionalización sin igual. 

“Tamaulipas será ejemplo nacional”, predijo, ante decenas de invitados reunidos en el patio de lo que fue la academia estatal de policía. 

Nada de aquello ocurrió. La Policía fue una más, con los mismos vicios y prácticas corruptas de las que le habían antecedido. 

Viene el tema a la mesa porque, el gobierno entrante tiene dentro de sus prioridades crear una nueva corporación policial a la que llamará Guardia Estatal, la cual suplirá a la Policía Estatal. 

El gobernador, Américo Villarreal Anaya, reiteró este jueves que ya el área jurídica trabaja en la construcción del marco legal para dar sustento a la nueva policía. Cumplirá así con uno de sus compromisos de campaña.  

Dijo que el objetivo es que Tamaulipas tenga una policía eficaz en su tarea, pero también garante de los derechos humanos de la población. 

Desde luego que la intención de la administración estatal es buena. Aplaudible. Toda sociedad necesita una policía que verdaderamente la proteja. Que cumpla con su responsabilidad de garantizar la seguridad pública en las calles. 

Sin embargo, ¿realmente es necesario crear una nueva corporación? 

En lo personal no me parece que sea el camino para darle a los tamaulipecos una policía capaz de frenar a los delincuentes y en la que se pueda confiar. 

El hecho de que una policía sea buena o mala no depende del nombre. Se llame como se llame, una corporación será buena solamente en función de los resultados que dé en sus responsabilidades. 

Y para dar resultados depende de la preparación que tengan sus elementos y de la capacidad que muestren los mandos. Por supuesto, también se necesita pagarles bien a los policías y garantizarles condiciones dignas de seguridad social para ellos y sus familias. Es la mejor forma de atajar la corrupción.

Además, hay otra limitante en la construcción de la Guardia Estatal: ¿de dónde van a sacar a los policías que la conformarán si la idea es despedir a muchos de quienes integran la Policía Estatal? 

La anterior administración estatal se pasó los seis años intentando abatir el déficit de personal y nunca lo logró. De acuerdo con la información oficial, Tamaulipas requiere con urgencia de al menos cuatro mil policías, pero, primero, no hay quien se interese en contratarse como tal; y segundo, de los que si quieren son muy pocos los que aprueban los exámenes de control de confianza. 

Por todo ello es que, le insisto, crear una nueva policía no es tarea sencilla, y además, de conseguirlo no hay garantía de que será mejor que la Policía Estatal. 

En todo caso, sería más fácil, y menos costoso, reforzar los procesos de capacitación y profesionalización de la corporación en funciones, y a la par diseñar un modelo de vigilancia interna que evite que los policías se sigan corrompiendo, y sobre todo evitar que continúen agrediendo a la sociedad. 

El tiempo nos dará la razón. Se lo firmo. 

EL RESTO. 

¿MAGISTERIO PANISTA O MORENISTA? Lo dicho: la competencia por el liderazgo de la sección 30 del SNTE, está convertida, desde ahora, en una disputa entre el PAN y Morena. 

Por el lado del PAN, el candidato será Naif José Hamsho Ibarra, actual secretario de previsión social del Comité Ejecutivo Estatal del SNTE. Su mayor virtud es su compadrazgo con el senador, Ismael García Cabeza de Vaca. 

Mientras tanto, en Morena, el “gallo” será Abelardo Ibarra, secretario de finanzas en la misma sección 30. El profesor originario del municipio de Hidalgo apuesta sus aspiraciones a la cercanía con el gobernador, Américo Villarreal Anaya. 

Será interesante ver si la base magisterial permite que los partidos políticos la manipulen en una decisión que solamente les compete a ellos. 

ASI ANDAN LAS COSAS. 

roger_rogelio@hotmail.com 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button