CONFIDENCIAL.

Por ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA.

“A mí sí me conoce el presidente”

A MÍ SÍ ME CONOCE. – El diputado, José Braña Mojica, tuvo un día complicado con los periodistas, previo a la sesión ordinaria de este martes.

Y es que, más allá de los temas parlamentarios, al morenista lo cuestionaron sobre la autenticidad de su parentesco con el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La pregunta era obligada luego de que, la semana pasada el mandatario federal desconoció abiertamente a Úrsula Patricia Salazar Mojica, la coordinadora de los diputados de Morena, quien saltó a la fama luego de un audio en el que, presuntamente se le escucha pedir moches a un proveedor.

“Si la veo, no la reconozco”, dijo López Obrador.

En relación a eso, Pepe Braña Mojica, quien dice ser primo del presidente, salió a aclarar que: “A mí sí me conoce. Claro que sí”.

 “Claro que somos familia. No he ido a tocarle la puerta (al presidente), porque hay que respetar lo familiar. No es una relación de todos los días, pero en su momento sí hubo una relación familiar”, explicó a los reporteros.

Luego detalló la razón del parentesco con el presidente: “mi mamá Lucía Mojica Obrador, es prima hermana del presidente. La mamá del presidente, Manuelita, y mi abuela Lucía, fueron hermanas. De ahí la relación de primos hermanos”.

SILENCIOSA. – Por cierto, la coordinadora del grupo parlamentario de Morena, Úrsula Patricia Salazar Mojica, prefirió no dar entrevistas. Quiso así evitar que le preguntaran sobre el dicho del presidente, acerca de que, “si la veo, no la reconozco”.

Fue un revés durísimo para la tampiqueña, sobre todo luego de que, días previos había sido el centro de un escándalo mediático por la circulación de un audio en redes sociales, en el que se le escucha pidiéndole moches a un proveedor a cambio de contratos.

Tanto le pegó la postura del presidente que, la diputada morenista prefirió protegerse en el silencio.

El problema para ella es que, los panistas no están dispuestos a dejar de lado, tan pronto, un asunto al que le pueden sacar bastante raja política.

No todos los días salen escándalos como el de la sobrina del mandatario federal, cuya bandera principal es el combate a la corrupción.

LE LLUEVE. – El problema con un mentiroso es que, después de la primera mentira nadie le cree.

Eso ocurre con el alcalde de Victoria, Eduardo Gattás Báez, quien denunció en redes sociales un presunto atentado a balazos en sus oficinas alternas, en el sector de Barrio de Pajaritos.

Es posible que sí, que alguien le haya hecho la travesura al edil, pero su imagen está tan desgastada que carece de credibilidad social.

El 17 de febrero pasado, denunció también presuntas amenazas de muerte contra él y su familia, pero no acudió a formalizar una acusación ante el agente del Ministerio Público, argumentando desconfianza.

El punto es que, muchos piensan que en realidad Gattás trata de desviar la atención por esa torpeza cometida el pasado domingo, cuando calificó a Victoria como la más feita de las 32 capitales del país.

A causa de ese mal paso, el morenista ha sido vapuleado en redes sociales. 

De paso, este martes en el Congreso del Estado, también los diputados del PRI y PAN arremetieron en su contra por esa misma causa.

“Victoria no merece que la ninguneen, que la desdeñen, que se expresen mal de ella”, advirtió desde la tribuna legislativa del Congreso del Estado, la diputada del PRI, Alejandra Cárdenas Castillejos.

A su vez, el coordinador de la bancada del PAN, Félix Fernando García Aguiar, exigió a Gattás que se disculpe por su comentario tan desatinado.

Los diputados de Morena, Juan Vital Román y José Braña Mojica, intentaron defender al edil, pero sus limitaciones argumentativas se los impidieron.

Ese asunto seguramente dará para más. El alcalde va tras los pasos de Xicoténcatl González Uresti.

ASI ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button