CONFIDENCIAL 

Por ROGELIO RODRIGUEZ MENDOZA. 

Machismo político 

En materia de prevención y combate a la violencia política en razón de género en contra de la mujer, Tamaulipas está reprobado. Ni de “panzazo” aprueba la evaluación. 

Los datos duros del Instituto Nacional Electoral (INE), dan cuenta del atraso que padece esta entidad en materia de defensa de los derechos políticos de la mujer. 

No se trata de una cosa menor, sobre todo porque la violencia política contra la mujer es un problema que ha venido incrementándose de forma alarmante durante los dos últimos años. En especial, aquella violencia ejercida desde las redes sociales y de las plataformas digitales en general. 

En ese sentido, la consejera del INE, Carla Humphrey Jordan, se encargó, ayer, de evidenciar el machismo político de Tamaulipas, al exponer la conferencia virtual, “Mujeres y Liderazgo: Violencia Digital y Mediática”, a invitación del Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas (Trieltam). 

En su platica, Humphrey expuso datos relevantes, que muestran algunas de las razones por las que Tamaulipas aparece con calificación reprobatoria en la prevención y combate a la violencia política contra la mujer. 

Uno de ellos, por ejemplo, es el hecho de que nuestra entidad se haya negado a adoptar el formato, “3 de 3”, que obliga a los partidos políticos a no postular como precandidatos, o candidatos, a quienes hayan incurrido en tres hechos considerados como violencia contra la mujer. 

Dicho formato establece que, quienes hayan sido condenados o sancionados por violencia familiar o doméstica; por delitos sexuales; o por ser un deudor alimentario moroso, no podrán postularse para un cargo de elección popular. 

Aunque hay nueve estados del país que, si aceptaron adoptar el “3 de 3”, Tamaulipas se negó. 

Otro dato revelador es que, a pesar de que la violencia política en razón de género es delito desde el 13 de abril del 2020, en Tamaulipas apenas se ha iniciado una carpeta de investigación. 

En descargo de nuestro estado, la consejera del INE aclara que es una situación generalizada en el país, porque hay entidades que ni siquiera una denuncia han recibido. 

“Eso me hace dudar de que no haya mujeres violentadas de forma política. Creo que el problema es un esquema deficiente de denuncias y resolución de las denuncias que si se presentan” indicó. 

Tan mal esta Tamaulipas en ese rubro de la prevención y combate a la violencia política contra las féminas, que en la reciente elección por la gubernatura, no hubo una sola mujer como candidata. 

“Lo que vimos aquí fue un club de Tobi, porque no hubo una sola mujer compitiendo”, acusó Humphrey. 

La verdad, es una pena que, como Estado sigamos en “pañales” en la defensa de los derechos de las mujeres, y sobre todo en el fortalecimiento de nuestra democracia. 

Para nada es una justificación el hecho de que, el problema sea generalizado en el país, porque de 283 carpetas de investigación por violencia política contra la mujer, iniciadas desde abril del 2020, ni una sola ha sido judicializada. Ese no debe ser un pretexto para no hacer nada al respecto. 

EL RESTO. 

VA LA GUARDIA. – El gobernador, Américo Villarreal Anaya, anunció, este lunes, que en breve llegará al Congreso del Estado la iniciativa que dará vida a la Guardia Estatal. 

Esperemos que no se trate de un simple cambio de nombre a la corporación encargada de salvaguardar la seguridad pública de los tamaulipecos. 

Ojalá que se cumpla con esa expectativa de contar con una corporación eficaz en su tarea, pero también protectora y garante de los derechos humanos de los tamaulipecos. 

Una policía que sea respetada y no temida por los ciudadanos. 

En lo personal, me invade la duda, sobre todo porque cada inicio de un nuevo gobierno es la misma promesa que escuchamos, y con el transcurrir del sexenio ese propósito se diluye. 

ASI ANDAN LAS COSAS. 

roger_rogelio@hotmail.com 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button