CONFIDENCIAL. 

Por ROGELIO RODRÍGUEZ MENDOZA. 

¿Dónde está Cabeza de Vaca? 

LE QUEDA UN CANDADO. – Lo dicho: la libertad del exgobernador, Eugenio Hernández Flores, va a tardar. 

Contra lo que ha sostenido la defensa legal del exmandatario priista, mientras no se resuelva el tema del proceso de extradición con el gobierno de Estados Unidos, no podrá dejar la celda del penal del Estado de México donde permanezca. 

Lo advertimos en su momento y hoy lo reiteramos: los cuatro procesos locales que le fabricó el exgobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, obviamente a través de la fiscalía general de justicia, no tienen aparte jurídico, y así lo confirmaron los jueces que dictaron los correspondientes autos de libertad. 

El problema ha sido, es y seguirá siendo, el tema de la extradición. Mientras los abogados no abran ese “candado”, Geño no podrá salir en libertad, porque eso nada tiene que ver con la venganza política de que fue víctima por parte de Cabeza de Vaca. 

Lo que si resulta innegable es el cariño del que goza Hernández Flores por parte de un amplio sector de los tamaulipecos. Tanto que, si una vez que libre su problema jurídico el priista decide a regresar a la competencia política, será una garantía de triunfo para quien lo abandere. Incluso si su decisión fuera irse por la vía independiente. 

Al tiempo, tiempo. 

¿DÓNDE ESTA CABEZA DE VACA? .- Por cierto, un mes y ocho días de haber concluido su mandato, el exgobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, sigue desaparecido de la escena política. 

No se ha dejado de ver ni en persona ni en redes sociales. Pareciera que su ausencia y silencio forman parte de una estrategia para ponerle “hielo” a su administración cuestionada, sobre todo ahora en que el gobierno de Américo Villarreal Anaya ha comenzado a sacarle muchos “trapitos al sol”. 

Es como si el panista quisiera alejarse de la hoguera para evitar salir chamuscado. 

Nosotros reiteramos lo que hemos anunciado aquí: que ojalá y la nueva administración morenista tenga la voluntad y capacidad necesarias para documentar toda la corrupción que se terminará en el sexenio panista. 

De hecho, me parece que lo único que se necesita es voluntad, porque en algunas secretarías, como la de Salud, Bienestar Social y Seguridad Pública, los desvíos de recursos públicos fueron tan descarados que evidencias hay de sobra para llevar a prisión a muchos, incluido al mismo Cabeza de Vaca. 

Esperemos que ese compromiso de que, “no habrá impunidad” no vaya a quedar únicamente en el discurso oficial. 

PUNTO A FAVOR. – Hay que anotarle un punto a favor del gobernador, Américo Villarreal Anaya, por esa decisión de abordar frontalmente los conflictos que se generan en el estado. 

Este lunes, por ejemplo, el mandatario morenista convocó una conferencia de prensa, acompañado de su consejera jurídica, la abogada Tania Contreras López, y el titular de la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas (Ceat), Raúl Quiroga Álvarez, para ratificar que habrá una férrea defensa del derecho de los agricultores del norte del estado a recibir el agua que les corresponde de la presa “El Cuchillo”, en Nuevo León. 

El hecho es de resaltarse, porque muestra a un mandatario preocupado por los asuntos que desaparecen a la entidad, lo que a la vez genera confianza en los principales perjudicados, en este caso más de cuatro mil productores de la zona fronteriza. 

Es una estrategia novedosa, sobre todo porque quienes le antecedieron delegaron esas tareas en sus colaboradores. Rara vez salían a dar la cara en los conflictos sociales. 

Esperemos que Villarreal Anaya mantenga esa práctica durante todo el sexenio. 

SOPA SU MISMA. – Los panistas andan desesperados, denunciando persecución política y “el uso faccioso de las instituciones”, porque agentes de la Policía Estatal allanaron las instalaciones de la Comapa de la zona conurbada de la zona sur del estado. 

La realidad es que, solamente están recibiendo una “sopa de su propio chocolate”, porque su gobierno fue precisamente el que más recurrió a esa práctica de usar a las instituciones, particularmente a la fiscalía general de justicia y la fiscalía anticorrupción, para perseguir a sus adversarios políticos. 

En este asunto de la Comapa parece haber evidencias contundentes de un desvío multimillonario de recursos, que podría llevar a prisión a muchos implicados, comenzando por el gerente, Gabriel Guerra Turrubiates. Ya verás que así es. 

ASI ANDAN LAS COSAS. 

roger_rogelio@hotmail.com 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button