CONFIDENCIAL. 

Por ROGELIO RODRÍGUEZ MENDOZA. 

Nos volvimos a engañar. 

Oficialmente no hay un desmentido, pero ni falta que hace. La tibieza del discurso oficial con respecto al asunto, al que incluso muchas veces le saca la vuelta, indican que, ¡ooootra vez! , por enésima ocasión, el proyecto de la segunda línea del acueducto “Guadalupe Victoria” va a quedar en lista de espera. 

Eso significa que los victorenses tendremos que seguir viviendo la pesadilla de cada año, de no tener agua en nuestros hogares. Tal vez ahorita la sociedad no este midiendo el alcance del asunto porque las lluvias han disminuido el desabasto, pero en el próximo verano nos enfrentaremos a la realidad de las cosas. 

Sin embargo, lo más reprobable de todo es que nos volvió a engañar. Desde el 2018, el entonces alcalde, Xicoténcatl González Uresti, se cansó de ofrecernos a los capitalinos que, una vez sentado en la silla presidencial, se encargaría de “curar” a Victoria de todos sus padecimientos, entre ellos por supuesto, el de la escasez del agua. 

Los victorenses le creyeron al doctor, pero no solamente incumplió su compromiso, sino que terminó agravando el problema, al despedir al personal de experiencia de la Comapa, pero sobre todo a través del descomunal saqueo a las finanzas del organismo. 

Luego llegó Eduardo Gattás Báez y sucedió lo mismo. El morenista se aprovechó de la situación y capitalizó el enojo ciudadano a su favor, prometiendo que, ahora sí, con él en la alcaldía, Victoria dejaría de padecer sed. 

Se comprometió a que gestionaría los recursos presupuestales necesarios para la construcción de la obra. Hace algunos meses dijo que, el hecho de que Morena gobernara a nivel federal y estatal, era casi una garantía de que llegarían los poco más de 1500 millones de pesos para, ahora sí iniciar los trabajos. 

Incluso, invitó a su oficina al diputado federal, Erasmo González Robledo, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, para que viera el proyecto del acueducto. Ambos sellaron el compromiso de que Victoria tuvo resuelto su problema del desabasto de agua. 

Pero no. Nos volvimos a engañar. No habrá segunda línea del acueducto. No iniciará en 2023, por la simple y sencilla razón de que, ¡no hay dinero para eso! 

De así situaciones nace la desconfianza ciudadana en los políticos. Por eso en cada elección solo acuden a votar la mitad de los electores. El resto no va porque no cree en los candidatos. Y si, con situaciones como esta de la mentira del acueducto, les dan la razón. 

Habrá muchas explicaciones o argumentos para justificar la cancelación de la obra, pero de poco o nada servirá, porque lo único verdadero es que hicieron una promesa y comprometieron su palabra, y sencillamente no cumplieron. 

Lo lamentable de todo es que, dentro de dos años, cuando los tamaulipecos tengamos que ir nuevamente a las urnas, nos volverán a bombardear con promesas. Ya nos encargaremos de recordarles su falta de credibilidad. 

EL RESTO. 

CON LA CUCHARA GRANDE. – Por cierto, el edil capitalino, Eduardo Gattás Báez, se quiere despachar con la “cuchara grande” en materia tributaria. En palabras rancheras, “le quiere clavar la uña” a los victorenses. 

Resulta que, en el proyecto de Ley de Ingresos para el 2023, el Cabildo de Victoria, que precisamente encabeza Gattás, contempla un cobro general a todos los negocios de Victoria, chicos, medianos o grandes, por concepto de licencia de funcionamiento. Son alrededor de 2,400 pesos los que tienen que pagar cada contribuyente. 

Además de eso, está duplicando la base mínima para el cobro del predial. 

En el colmo de las cosas, el morenista califica como “mínimo” el cobro, y hasta asegura que las cámaras empresariales están de acuerdo. 

“Tuvimos pláticas con ellos, (los empresarios). Siempre que hacemos algo procuramos escuchar a los sectores distintos de la sociedad y más si van a ser afectados. Y no hemos tenido ningún problema” aseguró este miércoles. 

interesante saber lo que opinan los ciudadanos y sobre todo los empresarios. 

ASI ANDAN LAS COSAS. 

roger_rogelio@hotmail.com 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button