Corazón de Niño, con visión de Emprendedor

 Los frutos de la cosecha de granada los pone a venta en vasito y en bolsa.

Marissa Sánchez

Ante los desafíos actuales, han ido modificando ideas, costumbres y formas de vida, sin duda los niños de hoy, incentivados por las nuevas tecnologías, pero sobre todo desenvolviéndose en un ambiente de estimulación donde la actividad comercial y productiva es el estilo de vida como forma de sustento y progreso.

Para este Trueque de historia del pequeño príncipe Daniel Emiliano Mascorro Rubio, quien a sus primeros 8 años, ha vivido en un entorno de trabajo a través del comercio y prestación de servicios como la han hechos sus abuelitos paternos y maternos, sus Padres, así como sus tíos (os) y primos(as), de tal forma que atraer con su chispa la visión por el comercio, además haciendo uso de su potencial creativo, siempre visualizando la oportunidad de comercializar y emprender.

Por lo que recientemente al observar que en el patio de su Abuelita existe un árbol de Granada con suficiente fruto de la estación, plasmó la idea en su mente con un gran emprendedor de comercializándola, y reafirmado esa idea su madrina le da la idea y apoya en la recolección así como embasamiento del producto.

Cabe de ser mención  de la importancia que el apoyar este tipo de actividades en un niño ha sido incluso parte de la formación académica, ya que a través de diferentes talleres se han instruido para apoyarles en esta etapa de la vida, es allí donde se forma su carácter, autoconfianza y valores, contribuyendo  al fortalecimiento del espíritu emprendedor que hay en ellos, siempre considerando que formar niños emprendedores con habilidades para la innovación y el liderazgo es necesario para enfrentar un mundo cada vez más competitivo y les permitirá ser parte de la generación que crea sus propios negocios, en su vida adulta.

Así también se le ha inculcado el espíritu de ahorro, quedando claro que no es el objetivo ponerlo a trabajar ni ganar dinero a corta edad sino como una filosofía de valorar el esfuerzo y trabajo como forma de adquirir los insumos que se utilizan en la vida diaria, de tal manera que los ingresos que llega a obtener se invierten en sus juguetes o juegos electrónicos si él así lo desea.

En su legado trae consigo la iniciativa y enseñanza de valores de sus ancestros y familia y su visión hace trabajar su imaginación para fomentar y aplicar el valor del trabajo digno, donde él mismo con lo enseñado en su escuela prepara su propia publicidad.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button