CRÓNICAS POLÍTICAS    

Cuentas mochas de Xico y Pilar 

Por Alberto Guerra Salazar 

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Recordamos haber leído la definición que hizo en su tiempo el Presidente Miguel de la Madrid Hurtado, en el sentido de que la ineficiencia es una forma de corrupción. 

Como se sabe, don Miguel se desearía implantar una renovación moral de la sociedad pero lo que consiguió fue quedar en ridículo, pues como lo definió Enrique Peña Nieto, ese es un fenómeno arraigado en la cultura del mexicano. 

Otro actor notable del mismo nivel, José López Portillo, acuñó el apotegma de que estábamos en el proceso (ya lo conseguimos) de convertirnos en un país de cínicos. 

La pertinencia del tema radica en el hecho de que se le descubrió a Cabeza de Vaca un sub-ejercicio de casi mil millones de pesos (967 mdp) en el año 2022, el último de su sexenio, que estaba destinado para obra pública. 

(Nos hizo recordar una vieja anécdota, del amigo que le reprochó a su compadre haberle entregado un cargo público pero con apenas un peso en la tesorería. El aludido le replicó diciéndole sorprendido, que no vio la moneda pues de lo contrario también la habría tomado ). 

En una conferencia de prensa reciente, el flamante Gobernador Américo Villarreal Anaya denunció que el gobierno de Cabeza perpetró un quebranto económico documentado, por más de 500 millones de pesos. 

Su asesora jurídica y la contralora, ambas funcionarias presentes en el encuentro de su jefe con la prensa, confirmaron con detalles que ya se habían emprendido acciones legales contra cuando menos 19 ex funcionarios, por presunta deshonestidad. 

Cabeza de Vaca permanece prófugo de la justicia porque pesan en su contra tres acusaciones del gobierno federal, por delitos graves, uno de ellos, delincuencia organizada. 

El dinero oficial que no se embolsaron Cabeza y su pandilla, la abandonaron perder pues al no gastarse el presupuesto autorizado, se regresa el dinero a la federación. De ese tamaño es el daño que hizo a Tamaulipas Cabeza, su pandilla, el PAN. 

Casi mil millones de pesos tirado por la borda.  

Dos noticias se han filtrado a la prensa, una es sobre la compra de 51 nuevas patrullas que van a hacer más eficiente el trabajo de la Guardia Estatal, y la inminente destitución del auditor superior del Estado, Jorge Espino Ascanio. 

Espino superó el escándalo protagonizado recientemente por su hijo Luis Alejandro, que quiso comprar con un soborno de cinco millones de pesos a un regidor, para “tumbar” al presidente municipal de Reynosa, Makito, e instalarse él como edil. 

El auditor superior nunca deberá ocupar el cargo que le regaló Cabeza de Vaca, en razón de que no cubre el perfil requerido, pues no es contador público ni nada que se le parezca, sino que su título universitario es de ingeniero mecánico. 

Es cuestión de días para que Espino se vaya con viento fresco, eso sí, con las alforjas llenas de billetes de banco, sin haber ejercido el cargo nunca, pues ni modo que se pusiera a examinar el gasto de su jefe y patrón. 

Con las 51 nuevas patrullas, la policía estatal aumenta a 151 su parque vehicular lo que no obstante se reflejará en un mayor número de persecuciones y aprehensión de infractores de la ley. 

En temas políticos, el Partido Movimiento Ciudadano inauguró en Matamoros casa nueva con una ceremonia que contó con la presencia del diputado local Gustavo Cárdenas Gutiérrez y el coordinador estatal, Juan Carlos Zertuche Romero. 

En Ciudad Victoria, el presidente municipal Eduardo Gattas anunció que ante la intransigencia, acoso, impertinencia e insensibilidad de los funcionarios locales de la CFE, viajará a la Ciudad de México para conseguir una tregua. 

La representación local de la CFE está exigiendo el pago inmediato de 60 millones de pesos al Ayuntamiento, por consumos acumulados que datan de las gestiones de Xicoténcatl González Uresti y de Pilar Gómez Leal, ambos del PAN. 

CFE nunca se ha distinguido por vocación social, desprendimiento ni apoyo popular y podría cumplir su amenaza de dejar sin energía a la COMAPA, paralizando inclusive el funcionamiento de las bombas. 

Gattas abonó 40 millones de pesos a la empresa paraestatal, pero ni así pudo ablandar a los funcionarios federales. 

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button