El hijo de la reina Isabel ¡otra vez! en un escándalo, ahora por fraude

(EL UNIVERSAL).- El príncipe Andrés, el conocido hijo favorito de la reina Isabel II y que fue separado de la vida pública británica por un escándalo de abuso sexual, está de nuevo en el centro de la polémica por una demanda por fraude contra un empresario turco del que recibió “importantes sumas” de dinero.

El duque de York, de 62 años, y su exesposa Sarah Ferguson fueron nombrados en el marco de un litigio ante la Alta Corte de Londres entre Nebahat Isbilen, una septuagenaria turca, y Selman Turk, un empresario turco afincado en Londres.

La mujer afirmó haber confiado en el banquero para sacar su fortuna de Turquía después de que su marido fuera encarcelado allí por “razones políticas”.

Según los documentos presentados en el caso, el príncipe y su exesposa recibieron “importantes sumas” de este exbanquero, acusado de desviar unos 40 millones de libras (52 millones de dólares, 47 millones de euros) de Isbilen.

“El dinero se utilizó para fines ajenos a la señora Isbilen como, por ejemplo, importantes sumas pagadas al príncipe Andrés y a Sarah Ferguson”, según los abogados de la demandante.

Según el “Daily Telegraph”, el príncipe recibió más de un millón de libras. Estos pagos incluirían un “regalo” de 750 mil libras realizado por Isbilen por consejo de Turk, a cambio del cual la mujer pensaba que se la ayudaría a obtener un pasaporte británico y huir de Turquía.

Desde entonces, el hijo de la reina Isabel II ha devuelto el dinero, pero se ha “rehusado” a responder las preguntas del abogado de Isbilen, según el diario. Lo mismo hizo con la demanda de abuso sexual contra Virginia Guiffre, presunta esclava sexual de Jeffrey Epstein: no respondió a las peticiones de la FBI para investigar el caso.

La denunciante afirma además que este pago se produjo en noviembre de 2019, pocos días después de que el empresario al que había confiado su fortuna ganara un premio en un concurso de empresarios organizado por el príncipe.

Apartado de la vida pública, el príncipe Andrés reapareció este martes en la Abadía de Westminster del brazo de su mamá, por primera vez desde que llegó a un acuerdo extrajudicial con la estadounidense Virginia Giuffre, que le acusó de agresión sexual cuando ella era menor y víctima del fallecido financiero pederasta estadounidense Jeffrey Epstein.

Como consecuencia de estas acusaciones, Andrés fue privado en enero de sus honores militares y ya no puede utilizar su título de Alteza Real.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button