Ex editor confiesa publicaba noticias a favor de Trump

Un exeditor de prensa amarilla subió al estrado de los testigos el martes en el juicio a Donald Trump y describió cómo retiraba historias negativas sobre el magnate inmobiliario en su campaña presidencial de 2016.

Trump, de 77 años, está siendo juzgado por falsificar 34 documentos contables para esconder el pago de 130 mil dólares, mediante su abogado Michael Cohen, a la antigua estrella del cine porno Stormy Daniels en la recta final de la campaña presidencial de 2016 que ganó sorpresivamente ante la demócrata Hillary Clinton.

La fiscalía alega que incurrió en “fraude electoral”.

David Pecker, de 72 años, exeditor del sensacionalista National Enquirer, fue el primer testigo de la fiscalía en el histórico juicio a Trump, que se celebra a menos de siete meses de su esperada revancha contra el presidente Joe Biden en las elecciones por la Casa Blanca.

Aunque Pecker no participó personalmente en el pago a Daniels, los fiscales buscan con su testimonio demostrar que Trump y su abogado recurrían comúnmente a la práctica periodística denominada “atrapar y matar” para evitar noticias nocivas para las aspiraciones electorales del magnate.

Pecker subió al estrado al término de una vista de casi 90 minutos en la que los fiscales pidieron al juez Juan Merchan que declarara a Trump en desacato por violar una orden que emitió el 1 de abril que le impide intimidar e insultar a los testigos.

Merchan escuchó los argumentos de los fiscales y los abogados defensores, pero se reservó el fallo.

Pecker dijo que conoce a Trump desde 1989 y lo describió como un amigo: “Le decía Donald”.

También contó que los lectores de National Enquirer “adoraban” a Trump, que protagonizó la exitosa serie de telerrealidad “El Aprendiz” antes de entrar en política en 2015.

Ayuda para la campaña

Pecker dijo que acordó en una reunión en agosto de 2015 en la Torre Trump con Trump, Cohen y la asistente personal de Trump, Hope Hicks, apoyar la incipiente campaña de su amigo para la nominación presidencial republicana de 2016.

Para ello “publicaría historias positivas sobre Trump y negativas sobre sus oponentes”, sostuvo.

El exabogado personal del magnate era la persona de contacto. “Cuando le avisaba a Michael Cohen de una historia negativa, él mismo trataba de investigarla para ver si era cierta o no”, dijo Pecker.

Los fiscales preguntaron a Pecker sobre dos pagos realizados para acallar historias negativas. Uno de ellos se refería a un portero de la Torre Trump que estaba difundiendo una falsa información de que Trump había tenido un hijo fuera del matrimonio.

El otro se refería a una ex modelo de la revista Playboy, Karen McDougal, que dijo haber tenido una aventura con el casado Trump.

Se le pagaron 150 mil  dólares para que no hiciera pública la información.

Pecker regresará al estrado a declarar el jueves, cuando se reanude el juicio.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button