“Fue por compasión”: la confesión del enfermero que mató a 20 pacientes de Covid-19

CONTACTO/AGENCIAS

En Países Bajos hay conmoción luego de que un enfermero confesó haber asesinado a por lo menos 20 pacientes con afecciones graves de Covid-19.

El profesional de la salud contó a sus compañeros de trabajo que acabó con la vida de los pacientes para liberarlos del sufrimiento.

Según el medio local AD, el enfermero fue identificado como Theodoor V., de 30 años, y trabajó desde octubre de 2019 en el Hospital Wilhelmina (WZA), donde habría decidido acabar con las vidas de 20 personas que se consideraban como enfermos terminales a causa del Covid-19 entre marzo de 2020 y mayo de 2022. El enfermero trabajaba en el área de enfermedades pumlonares.

El enfermero indicó “varias veces” en sus conversaciones con el personal de salud mental que “como enfermero pulmonar en el WZA, había acabado prematuramente con la vida de 20 pacientes durante la pandemia de coronavirus”, según el recuento del Daily Mail.

El sospechoso supuestamente realizó procedimientos médicos en pacientes que, en su opinión, estaban en fase terminal y sufrían, sin recibir instrucciones de un médico.

El asesino, detenido

De acuerdo con el citado medio, las autoridades capturaron al enfermero hace unas dos semanas y anunciaron que permanecerá en la cárcel por un mes más mientras avanzan las investigaciones.

 “El enfermero fue detenido bajo sospecha de estar implicado en la muerte de pacientes en el WZA durante la pandemia de coronavirus”, afirmó la institución hospitalaria.

Por su parte, Hans Mulder, quien es funcionario de la administración del hospital, dijo que apartaron de su cargo al enfermero apenas conocieron los supuestos hechos. “Inmediatamente, nos tomamos en serio el informe y adoptamos las medidas necesarias (…) Velamos por el bienestar de nuestros empleados y de los pacientes o familiares supervivientes implicados. En el próximo periodo, nos centraremos principalmente, junto con la Policía, en recopilar datos”, afirmó Mulder para el Daily Mail.

Sébas Diekstra, abogado de las víctimas, señaló que las familias esperan que las autoridades investiguen cada caso. “La idea de que alguien que está atado al cuidado de sus seres queridos haya tenido vida o muerte tiene mucho que ver con ellos. Están conmocionados, enojados y también muy tristes”, dijo para el medio local Rtlnieuws.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button