Ignoran a Monreal y paralizan al Senado

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).– “¡No somos pendejos!”, gritó el coordinador del PAN Julen Rementería al ver que los senadores de Morena “traicionaron” el acuerdo para nombrar a un comisionado del Inai, lo que le permitiría sesionar y no quedar inoperante hasta septiembre.

Esto derivó en una toma de tribuna por parte de la oposición para impedir que los trabajos del pleno continuaran. Una zacapela que llegó a jaloneos y algunos manotazos y finalmente un receso en la sesión donde se votó en contra de Ricardo Salgado Perrilliat como comisionado del Inai y en donde se quedaron en el tintero 18 minutas, la mayoría reformas presidenciales.

Desde temprano, el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, optimista, aseguró que contaba con el respaldo de su bancada para proponer y aprobar un comisionado del Inai para no dejar sin quórum el pleno del instituto. “Lo que interesa es que pueda funcionar el Inai”, prometió.

Al término de la primera sesión se empezó a perfilar el nombre de Ricardo Salgado, lo que fue confirmado por el propio Monreal, e incluso el aspirante a comisionado arribó a la sede legislativa en espera de la votación por parte del pleno.

Sin embargo, el tablero electrónico le dio la razón al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y su frase de que mantener al Inai incompleto “es el mundo ideal”, ya que 67 votos en contra de Morena y sus aliados, así como 43 a favor de la oposición, enterraron el nombramiento de quien aspiraba a ser comisionado y desataron las protestas de la oposición y la toma de tribuna. Con gritos de “¡transparencia!”, senadores del PAN, Grupo Plural y PRI tomaron la tribuna y colocaron una manta para exigir la aprobación de un comisionado del Inai, mientras que el presidente del Senado, Alejandro Armenta, ignoraba las protestas y era arropado por legisladoras morenistas para continuar con la sesión cuando se discutía la llamada Ley 3 de 3.

Minutos de tensión, de jaloneos de los oficialistas, que trataban de arrancar las mantas. Hubo un manotazo del morenista César Cravioto al panista Ismael García Cabeza de Vaca. “¡Bájate, cabrón!”, retó el tamaulipeco al vocero de Morena, quien no se atrevió a hacerlo.

Armenta, sin saber cómo salir de la crisis, sólo regañaba a activistas que estaban en el balcón en espera de la aprobación de la Ley 3 de 3: “Se pide al público asistente guardar compostura”, dijo mientras que las mujeres gritaban: “¡No somos moneda de cambio, primero la transparencia!”.

Llamadas telefónicas del poblano, al tiempo que Monreal era rodeado por los coordinadores de oposición, quienes le reclamaban cumplir con el acuerdo. A unos metros, gritos y sombrerazos que se disiparon con la campana que anunció un receso.

Afuera del recinto, otro round verbal, cuando en rueda de prensa los morenistas Alejandro Armenta y César Cravioto acusaron a la oposición de bloquear la sesión y las reformas pendientes. Xóchitl Gálvez activó un altavoz en modo sirena, lo que provocó el malestar de los oficialistas.

“El periodo ya se fregó”, resumió molesto el senador del Grupo Plural Gustavo Madero, también en rueda de prensa para fijar la postura del bloque de contención, el cual advirtió que no aprobará ninguna reforma ni dejará la tribuna si no se aprueba antes al comisionado del Inai.

“No somos chamacos, pero tampoco pendejos, porque no se vale que 67 votos hayan sido en contra. Que se vayan a burlar de otros. El Inai primero”, recalcó por su parte el coordinador del PAN Julen Rementería.

El vicecoordinador del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, dijo que esta catarata de reformas sólo se resolvería si se vota a un comisionado del Inai. “Nos quieren tomar el pelo. El acuerdo fue claramente darle al Inai el comisionado que necesita para tener quórum”.

Clemente Castañeda, coordinador de Movimiento Ciudadano, indicó que se trató de una farsa de Morena y sus aliados. Remató: “No tenemos nada mejor que hacer, nos quedamos tomando la tribuna hasta el domingo”. Luego de la zacapela, Ricardo Monreal aclaró que el acuerdo que firmó con la oposición fue votar una propuesta de comisionado del Inai, pero sin compromiso de que se aprobara el nombramiento. “Yo ya cumplí y lo hice de buena fe”, se deslindó.

Se dijo sorprendido de que el bloque de contención haya tomado la tribuna y se niegue a aprobar las reformas constitucionales que envió la Cámara de Diputados, luego de que el pleno del Senado rechazó la propuesta de Ricardo Salgado.

“Esa es otra cosa, yo ya respeté lo que ellos querían, si no, ¿para qué quieren la Cámara? Bastaría con que yo lo hubiera aprobado. Yo tengo que someterme a la mayoría”, expresó.

El vocero de los senadores morenistas, César Cravioto, negó que se haya violado el acuerdo, pues aseguró que lo que se convino era que se presentara la propuesta de comisionado para su votación.

Al final, con la tribuna aún tomada, se citó vía oficio a sesión al mediodía de hoy, cuando se prevé, si hay un acuerdo, que se siga discutiendo lo pendiente.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button