La pasión por la música es infinita: Pako Vargas

Un legado que se vive los 365 días del año aún en eventos de alegría como de llanto

Marissa Sánchez 

Desde su niñez Francisco Vargas, o mejor conocido como Pako Vargas, sus juegos eran poner cacerolas y otros artículos que imaginarán que eran los más majestuosos instrumentos musicales para realizar la integración de un grupo musical, donde invitada a sus parientes y vecinos y seguir ese ejemplo que le daban sus ancestros para disfrutar de la música regional.

Llega a la edad de la preparatoria  y aprendió de un gran maestro, el recordado profesor Edmundo Nahu García Santigo, a quien a muchos le impartía la clase, pero cuando tienes y sientes esa pasión eres de los pocos que se quedan aprender y así aprendió a tocar la guitarra.

Enseñando también por el

ejemplo de su padre Francisco Vargas Armendáriz y de su abuelo Lorenzo Vargas quienes ellos llevaban más generaciones atrás el gusto por la música regional y que le apasionaba ese gusto.

Describió que la vida lo puso en la oportunidad de sentar cabeza como se dice y casarse y su esposa su papá era un músico el recordado Lupe Garza o mejor conocido como Lupe Yakare  y pues como todo suegro pues de que vives y tuvo la oportunidad de audicionar con Abel Garza y su grupo 2 Diamantes y donde con una acordeón de dos ileras del año 1950 la tarea que le puso fue tocar el tema de la perra roñosa y quedando contratado a sus 19 años y estando realizando la música con este grupo por más de 7 años.

Así también le siguió en la formación de su propio grupo llamándose Insomio por dos años y llegó un periodo que se alejó de la música ya se hizo agricultor pero la música era su pasión y retorna a de nuevo al estar en Grupo Agresivo el cual permaneció poco.

Para permanecer luego al Grupo Cuerudo de Victoria por dos años y hasta llegar a consolidar lo que hoy ya lleva 7 años el Grupo Tamaulipeco.

Describió la tarea no ha sido facil pero cuando hay esa pasión por la música y ese gusto se disfruta los 365 días.

Para ello ya lo estaban viendo su ejemplo su hijo Francisco Vargas Junior, quien a sus 7 años ya empezaba a tocar de los instrumentos y aprender con rapidez ese talento que ya lo trai en las venas y que hasta lleva título de segunda voz en su Grupo Tamaulipeco.

Detalló que empezaron un 14 de Febrero en el ejido el Barranco de Cruillas y de hay hasta la fecha han repuntando a que cada sábado estén saturados de trabajo y presentaciones en eventos sociales y hasta en momentos de tristeza como ha sido en velorios.

Señaló que la música se vive con todas las emociones y los 365 días del año y siempre se aprende para hacer cada melodía mejor y dar lo mejor de ti aún cuando existan tristezas hay que alegrar o dar consuelo a los asistentes.

Durante su trayectoria en la música ha sido participe en eventos en Toluca,  San Luis, Puebla, Queretaro, Monterrey asi como en Estados Unidos ha llegado sus voz melodiosa hasta Florida y sin dejar de decir la aceptación en la localidad y la región.

Además ha sido parte en escenarios con grupos de Herederos, Traileros, Cachorros de Juan Villarreal, Pega Pega, Pesado por mencionar.

El músico y cantante añadió que aún en los tiempos de pandemia llevaron su música y atendieron a quienes les contrataban pues era el sustento para alimentar a sus familias y había que buscarlo.

El Grupo Tamaulipeco lo integran José Luis Saldaña, batería; Juan Magallanes, bajo eléctrico Francisco Vargas en acordeón y segunda voz, Victor Vega en percusiones y el Francisco Vargas en bajo sexto y primera voz.

Agradeció que sus agendas para concluir este 2022 están llenas y agradecio a Dios y su familia por seguir llevando la música regional representado a San Fernando y gran semillero de músicos que han extendido el género musical.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button