La titular de la DEA encara pesquisa por contratos irregulares

EU (EL UNIVERSAL).- Un auditor federal investiga si la Agencia Antidrogas (DEA) estadounidense, bajo el liderazgo de Anne Milgram, otorgó indebidamente contratos millonarios por adjudicación directa a sus antiguos colegas, según revelaron a The Associated Press personas con conocimiento de la pesquisa.

Entre los contratos de la DEA que investiga la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia está uno por 4.7 millones de dólares para realizar “planeación y comunicación estratégica” y así reclutar a personas que Milgram conoció cuando era fiscal general de Nueva Jersey y profesora de Derecho de la Universidad de Nueva York, a un costo que excede por mucho los pagos a funcionarios públicos.

Al menos una docena de personas han sido beneficiadas con esos contratos, incluidos algunos del círculo cercano de Milgram y quienes manejan inteligencia, análisis de datos, servicios comunitarios y relaciones públicas, trabajos que regularmente requieren autorizaciones especiales de seguridad y que suelen desempeñar los 9 mil empleados de la DEA.

También se investiga un pago por 1.4 millones de dólares a un despacho de abogados en

Washington por un análisis reciente de las escandalosas operaciones de la DEA en el extranjero, criticado ampliamente por desestimar casos de mala conducta de agentes y cómo prevenirlos.

El análisis fue hecho por Boyd Johnson, antiguo mano derecha de uno de los amigos más cercanos de Milgram, Preet Bharara, cuando fue el poderoso fiscal federal de Nueva York.

El propio Bharara obtuvo un puesto en el despacho, WilmerHale, al mismo tiempo que se realizaba la revisión.

Detalles de la investigación que se está ampliando, y que inició hace varios meses debido a las quejas de los empleados, proceden de varias personas entrevistadas por la oficina del Inspector General y que compartieron documentos sobre los contratos, con la condición de que se mantuviera su anonimato.

Si se confirman irregularidades, el Inspector General puede recomendar desde sanciones administrativas hasta acusaciones penales. La investigación se realiza en momentos en que la DEA enfrenta una serie de escándalos sobre conductas irregulares de algunos agentes que han sacudido a la agencia antidrogas. Al mismo tiempo tiene que lidiar con una crisis de consumo de fentanilo, que se cobra más de 100 mil muertes por sobredosis al año.

Vice News informó anteriormente sobre el caso de Nick Palmeri, un exalto funcionario de la DEA en México que se retiró silenciosamente el año pasado en medio de pesquisas sobre su presunta mala conducta, incluidas reuniones inapropiadas con abogados defensores que representan a narcotraficantes y solicitar fondos del gobierno para ayudar a cubrir los gastos en una lujosa fiesta de cumpleaños que contó con una banda de mariachis. Palmeri negó haber actuado mal. Vice recordó que el caso Palmeri se encontraba entre los incidentes que fueron ignorados o pasados por alto en la “Revisión de Operaciones Extranjeras” de la DEA. En su conferencia, la vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo desconocer las investigaciones.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button