LIBRE EXPRESIÓN

por Martha Isabel Alvarado.

                  Caen varios mitos 

.-Maki y su hijo: ‘venden’ caro y rinden barato 

.-¿Y la súper estructura de 8 millones de “JR”?

.-Panistas buscan a su diputado César Rendón 

.-Pobreza del MC: en resultados, votos e ideas  

Entre las revelaciones que dejó la reciente elección para gobernador de Tamaulipas, habría que señalar el caso de la ex alcaldesa de Reynosa MAKI ORTIZ y su hijo, además su sucesor en el cargo, el alcalde CARLOS VÍCTOR PEÑA ORTIZ. 

Digamos que los Peña Ortiz ‘venden’ caro su capital político, (acumulado en más de seis años de ‘posesión’ del Ayuntamiento de Reynosa), pero a la hora de los resultados, entregan un ‘producto’ barato. Cada vez más barato. 

En cifras, lo anterior quedaría ejemplificado de la siguiente manera:

Como bien se ha de recordar, en 2016, Maki Ortiz ganó la presidencia municipal con un total de 82 mil 502 votos, mismos que se incrementaron en 2018, cuando ella buscó la reelección, la cual conquistó con 150 mil 702 sufragios. 

Hasta allí, todo parecía indicar que Maki Ortiz estaba aumentando su ‘porcentaje de bateo’, pero al candidatear a su hijo Carlos Peña para alcalde de Reynosa, con el aval financiero de un prominente empresario de la región, sus números se comportaron a la baja.

Es decir que, el jovenazo Peña Ortiz ganó la presidencia municipal con 101 mil 178 votos; 49 mil 534 menos que la ‘marca’ de 2018 alcanzada por su señora madre.

Es del dominio generalizado, cuánto se dio a desear en este 2022 la ex alcaldesa Maki Ortiz, obviamente, en ‘combo’ con su retoño, tratando de tornarse en ‘objeto de deseo’, políticamente hablando, de los dos protagonistas principales de la contienda.

A final de cuentas, con el que “se arregló” la ex alcaldesa de Reynosa, fue con el candidato de Morena, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, en el marco de una cena privada efectuada el 7 de mayo pasado, prácticamente, en el tramo final de la campaña. 

Digno de análisis, es el dato concerniente a la cifra de votos obtenida por Américo Villarreal en Reynosa, durante los comicios del 5 de junio, tantos como 94 mil 416. Evidentemente, 56 mil 296 sufragios menos, que los que obtuvo Maki Ortiz en 2018. ¿Why?. 

Cabe la pregunta: ¿Cómo estuvo eso de que Villarreal Anaya no logró ni 100 mil votos en Reynosa, si además de MAKI ORTIZ, operaron para su proyecto, el ex ‘súper delegado’ JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL y el ex Senador OSCAR LUEBBERT GUTIÉRREZ?.

En el caso del dos veces ex alcalde Luebbert Gutiérrez, tal vez en la actualidad su grupo político lo conformen unas cuantas personas. ¿Pero “JR”?. Según dicen sus allegados, él cuenta con una estructura vigorosa, a la que mensualmente “le pone” 8 millones de pesos.

¿Será que la reciente elección derrumbó varios mitos, entre ellos, la chingonería de Maki Ortiz?. Ahí queda.

De acuerdo a un trascendido, al que andan ‘buscando’ los del PAN de Tamaulipas, es a su diputado federal plurinominal originario de Matamoros, CÉSAR AUGUSTO RENDÓN GARCÍA, ya que no se dejó ver en los eventos de campaña de CÉSAR VERÁSTEGUI, El Truco, prácticamente, durante los dos meses que duró la misma. 

Como es sabido, Rendón García asumió dicha curul en enero de este año, dado que el titular de la misma, GERARDO PEÑA FLORES, fue designado Secretario General de Gobierno, por parte del gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA. 

Ya que hablamos de los panistas de Matamoros, cabe la pregunta: ¿Si no hubo votos azules en la jornada del domingo, será que hay “nuevos ricos” en esa Heroica Ciudad?. 

Dicho de otro modo: Si no ‘operaron’ el tema electoral, ¿quién se quedó con “la lana”?. Tal vez, la ex alcaldesa Lety Salazar sepa la respuesta. 

Otro que generó sospechosismo de que hizo su ‘guardadito’, fue el candidato del MC a la gubernatura, ARTURO DIEZ GUTIÉRREZ. No es por intrigar, pero da la impresión de que fue más lo que gastó en boletos de avión, para venir a acompañarlo en su campaña, la ex gobernadora Priista de Yucatán IVONNE ORTEGA, que lo erogado por el abanderado emecista en sus actos de proselitismo.

La votación alcanzada por Diez Gutiérrez, el 3.1 por ciento, muy apenas le dan para que su Partido no pierda el registro. Su “gran total” de 44 mil 895 votos (ni siquiera rebasó la barrera de los 50 mil), reflejan lo exiguo de su labor. Aunque él siempre argumentará, que fue el único que recorrió los 43 municipios del estado. 

Y pensar que Diez Gutiérrez publicaba fotos en sus redes sociales, con encumbrados magnates de Nuevo León y otras latitudes, que supuestamente le brindarían su apoyo. 

CONTRAFUEGO: Empezó con mucho brío y acabó con desvarío. 

Hasta la próxima. 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button