LIBRE EXPRESIÓN

Por Martha Isabel Alvarado.

          Es preciso decir otra mentira 

.-Regreso virtual, del alcalde Peña Ortiz 

.-Enmiendan convocatoria a última hora

.-Oficios sospechosos de 5 y 13 de junio 

.-Congreso Local, al margen de su deber

No es por intrigar, en los tiempos que corren Reynosa parece estar convertida en una ‘isla’. Tal pareciera que a nadie le interesa poner orden ante el caos prevaleciente en el gobierno municipal.

De acuerdo a la ley, es el Congreso de Tamaulipas el que estaría llamado a intervenir en esta situación, en apego a sus atribuciones. 

Pero por alguna extraña razón, durante el lapso de más de un mes que ha transcurrido desde el 24 de mayo en que el alcalde CARLOS PEÑA ORTIZ solicitó licencia, no lo ha hecho.

Resulta, que de la licencia a la que le da derecho al artículo 33 del Código Municipal, el alcalde Peña Ortiz pasó a un supuesto padecimiento de Covid, del cual notificó al Cabildo el secretario del Ayuntamiento, JOSÉ LUIS MÁRQUEZ SÁNCHEZ, aunque no mostró la prueba correspondiente expedida por un laboratorio certificado. 

De hecho, en la sesión de ayer, el propio Márquez Sánchez expuso durante el punto número 4, relativo a la lectura de correspondencia, que el alcalde Peña Ortiz envió un oficio para informar de su contagio de Covid, con fecha 5 de junio. 

Lo cual habría que poner en tela de duda, pues como bien se ha de recordar, en esa fecha precisamente se celebraron los comicios para gobernador, y Peña Ortiz se dejó ver emitiendo su voto en una casilla instalada en el Polideportivo. 

¿Otra mentira del alcalde, o del Secretario del Ayuntamiento?

Abundó diciendo Márquez Sánchez, respecto a los supuestos oficios remitidos por Peña Ortiz al Cabildo: 

“Y el segundo escrito con fecha 13 de junio, mediante el cual informa a este cuerpo colegiado de su tratamiento médico debido a que la prueba rápida de antígeno del nuevo coronavirus seguía arrojando un resultado positivo, aunado a un tratamiento médico por úlceras gástricas y deudodenales (sic), en el que se le prescribió una incapacidad médica por quince días”. 

Cabe la pregunta: ¿Por qué no se dio lectura a dichos oficios enviados por Peña Ortiz durante la sesión del pasado jueves 23 de junio, considerando que son de fecha anterior a la misma?. Todo suena muy raro, por decir lo menos. 

El Secretario del Ayuntamiento local, habló de un tercer escrito que supuestamente envió Peña Ortiz al Cabildo, diciendo:

“Así como un último escrito en el cual informa su reincorporación a este honorable Cabildo como presidente municipal a partir del día 24 de junio del año en curso, a partir de las 20:00 horas”. 

Tanto el Código Municipal vigente para Tamaulipas (artículo 31), como el Reglamento Interior del Ayuntamiento de Reynosa, hablan de que se debe dar vista a los miembros del Cabildo, a fin de notificarles de la reincorporación del alcalde con licencia. Formalidad que, en este caso, no se cumplió.

Ayer mismo, “por sus pistolas”, Peña Ortiz ‘apareció’ encabezando la sesión de Cabildo vía remota (la cual en principio se anunció en modo presencial), aunque nadie lo vio físicamente en las instalaciones del Palacio Municipal, no obstante que en la imagen de zoom todo estaba colocado con la apariencia de su despacho de la alcaldía. 

A no ser que a “Makito” lo hayan metido a la presidencia municipal en un contenedor de basura (por aquello de que los ‘sabuesos’ de la Fiscalía del Estado lo estaban ‘esperando’ afuera). Como aquella vez en que el Priista LUIS GERARDO HIGAREDA abandonó la sede del Ayuntamiento, ya depuesto como alcalde, en un sanitario portátil, precisamente para evadir la acción de la justicia. 

Total, que, en medio de este desmadre, Reynosa parece una ‘isla’: El Congreso del Estado de mayoría panista, no interviene, como lo establecen sus atribuciones, porque siendo el Cabildo de mayoría morenista, tendrían que avalar la designación de un alcalde de esa misma filiación a partir de una terna. Y eso no es de su agrado. 

Qué triste, pero no prevalece la ley, sino los cálculos políticos. 

La que ‘abandonó el barco’ en este ‘desbarajuste’ del gobierno municipal de Reynosa, fue la titular del DIF, AVELINA ESCOBAR ISASSI, quien al parecer será relevada por la regidora BERENICE CANTÚ MORENO, que es la más perfilada.

Ya con nuestra capacidad de asombro a punto del agotamiento, vimos ayer en redes sociales, una publicación del Instituto de la Mujer (dependiente del gobierno de Reynosa), en la cual aparece el alcalde Peña Ortiz ataviado con una cuera tamaulipeca color café oscuro, montado a caballo, con el siguiente texto: “Ya regresé perros. Siguen ladrando los perros, señal de que vamos avanzando. Ya ganamos”. 

CONTRAFUEGO: ¿Y la ciudadanía, que se joda? 

Hasta la próxima. 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button