Lleva doña Tina 50 años tratando con plantas medicinales a la gente

Conocedora de la herbolaría y curación ancestral

Marissa Sánchez

Faustina Valdez González, nació el 01/10/1938 nació en el ejido Santa Rosalía municipio de Villagrán Tamaulipas, su familia sus padres y sus 14 hermanos siendo ella la número 7 llegó a San Fernando cuando ella tenía 23 años de edad casada con el señor Guadalupe  Hernández Hernández y ya tenía 3 de sus 8 hijos cuando llegó a la localidad.

Doña Tina como la conoce la población y por su gran labor y don curación y  servicio que realizaba tras ver aprendido de manera empírica sobre las hierbas y plantas medicinales y quien ya lleva un lapso de 50 años realizando curaciones como: Curar de susto con agua bendita y albahacar,  Empacho  con crema, ojo con un huevo de patio, levantar la mollera de los bebés con jabón amarillo y levantar matriz y ovarios con sus manos y la curación de la culebra, la cual la corta.

Decian que su padre le dijo que ella tenía un don en sus manos ya que en cuenta con algo especial en ellas y que tenía que curar y no cobrar y ella siempre les dice a las personas lo que ustedes me quieran dar.

Doña Tinita mujer de fe siempre encomienda su día en Dios y Jesucristo y la Virgen de Guadalupe y siempre con la confianza de ayudar a quien requiera de sus curaciones de las cuales siempre sus pacientes recibían el alivio y siempre le expresaban su gratitud por apoyar en las necesidades de salud y bienestar.

Expresó que por más de cinco décadas siempre dedicaba en esta labor su casa la casa de todos siempre llegaban personas con necesidad y atención de sus curaciones y dejaba sus quehaceres por realizar sus servicios mismos que tenía que dejar de hacer porque sus manos con las que sana le daban su limite ya que se hinchaban en ese punto especial de su mano que describe como una perlita y ya no podía curar hasta que tomara el descanso requerido.

Sus conocimientos de sus curaciones llegaban a muchos lugares de la República y hasta en Estados Unidos que como tiene familia allá  e iba por temporadas y mucha gente les realizaba estas sanaciones.

Su ardua tarea laboral de Doña Tina y para apoyarse en la solvencia de su hogar por años tuvo la oportunidad de lavar la ropa de cama y de quirófano y de personal médico a la unidad 66 del IMSS en la localidad ya que con frecuencia iba en una carretilla y se traía la ropa a su casa y la lavaba a tallador en las tinas a mano, apoyadas por sus 8 hijos mismo que esos recursos les permitió que sus hijos e hijas fueran a la escuela y logran estudiar los que quisieron ser profesionistas.

Fueron momentos de muchos sacrificios y nunca deja de realizar su vocación de servicio con sus sanaciones ya que nunca a realizado un cobro solo de voluntad y agradecimiento, pero muchos conociendo de ese don y curación siempre le apoyaban en gratitud trayendo a su hogar alimentos o artículos y muchos remuneraban en gratitud.

Doña Tina también una mujer de lucha y aguerrida líder en la política fue gestora para que en la colonia Loma Alta se tuviera un jardín de niños para que recibirán educación y esto le permito ser conserje del mismo.

Agradecida por las muchas bendiciones de la vida siempre correspondía con apoyar a cientos y cientos de personas que acudían por curaciones.

Hoy día la calidad de vida en su salud se ha visto afectado por enfermedad diagnosticada como párkinson de la cual a recibido sus tratamientos necesarios y mismos que no han afectado la fuerza y firmeza de sus manos sagradas porque aún sigue brindado de las curaciones a las personas que lo requieren.

Finalmente añadió que mientras ella pueda y Dios le preste vida y fuerza para realizar esas curaciones y las seguirá realizando apoyándose de la herbolaría y las plantas y esta alternativa que les ha aportado salud y muchas satisfacciones en su vida.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button