Los abrazos ya no nos alcanzan para cubrir los balazos

Se pronuncia el padre jesuita Javier”Pato” Ávila en ceremonia fúnebre de sacerdotes asesinados

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- En redes sociales se viralizó el video del mensaje que pronunció el padre Javier “Pato” Ávila durante la ceremonia fúnebre de los sacerdotes jesuitas asesinados en Chihuahua, Joaquín Mora Salazar y Javier Campos, en el que honró su memoria y exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador cambiar su estrategia de seguridad de “abrazos, no balazos”.

El sacerdote jesuita dijo durante la eucaristía de cuerpo presente de los restos de los padres Joaquín Mora y Javier Campos, asesinados por José “N”, alias “El Chueco”, el pasado lunes en una iglesia de la comunidad de Cerocahui, Chihuahua, que “los abrazos ya no nos alcanzan para cubrir los balazos”, ante los aplausos de los asistentes a la misa.

El padre “Pato” aseguró que es grande el dolor que deja el asesinato de los sacerdotes jesuitas y exhortó a no dejar perder la memoria de los sacerdotes Joaquín y Javier porque aunque “los sistemas le apuestan al olvido, nosotros le apostamos a la memoria porque como bellamente dice Mario Benedetti el olvido está lleno de memoria”, dijo el párroco.

Llamó a que siga viva la memoria “en este ambiente de dolor que hace patente la vergonzosa impunidad que arropa todo el país”, pues aseguró que los jesuitas no abandonarán su misión ni el servicio a la gente.

“Aquí seguiremos porque la muerte no va a triunfar sobre la vida. Sabemos perdonar y perdonamos, porque poseemos la alegría y la paz que el espíritu infunde en nuestros corazones” y aseguró que aunque hay dolor por la muerte de los sacerdotes jesuitas no hay rabia.

Exige a AMLO cambiar su estrategia de seguridad.   En su mensaje, el padre “Pato” pidió al presiente Andrés Manuel López Obrador que revise su proyecto de seguridad pública “porque no vamos bien”, lo que aseguró es un clamor popular, pues el asesinato de los sacerdotes en Chihuahua no es un caso aislado, pues, mencionó, el país está invadido por la violencia y la impunidad.

“Los abrazos ya no nos alcanzan para cubrir los balazos”,  afirmó durante la eucaristía ante los aplausos de los asistentes a la ceremonia de cuerpo presente de los sacerdotes asesinados el lunes pasado.

Asimismo, recordó que el Papa Francisco lamentó el asesinato de los sacerdotes y del guía de turistas Pedro Palma, al mencionar que el tono de la iglesia respecto al hecho es pacífico pero alto y claro para exigir “que las acciones de gobierno finalmente acaben con la impunidad imperante en nuestra sociedad”, pues miles de dolientes sin voz claman justica.

“Hoy nos ha convocado la vida, no la muerte. Pedro, Joaquín, Javier; y celebramos esta eucaristía en agradecimiento por la vida de nuestros hermanos” mencionó el sacerdote y lamentó una vez más la muerte de los sacerdotes y el guía de turistas Pedro Eliodoro Palma, cuyos restos fueron robados por el autor material del atentado que les arrebató la vida, José “N”.

Además, dijo que dos sacerdotes jesuitas Joaquín Mora Salazar y Javier Campos dieron testimonio de su labor religiosa y su misión hasta el último momento de sus vidas y “aunque para ellos se acabó el combate, nosotros seguimos adelante.

“Dios nos ha hecho un gran regalo a los Jesuitas. Con este lamentable evento nos ha permitido compartir el dolor del pueblo; nos ha confirmado nuestra opción de vida de ser hombres para los demás y buscar en todo amar y servir hasta entregar la vida”, finalizó.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button