LOS PUNTOS SOBRE LAS…

“Pen… ¡Yo soy la policía!”

POR ANGEL VIRGEN ALVARADO

En el estupendo libro “Murieron a mitad del río” de LUIS SPOTA, cuya  trama se desarrolla en Matamoros, Tamaulipas, Brownsville y Puerto Isabel, Texas, se habla de la historia de los “mojados” mexicanos que en los años cincuenta se aventuran a cruzar el río Bravo hacia Estados Unidos en busca de dólares para volver a su tierra “humillados y en la misma pobreza”- dicen los críticos.

En el libro hay un capitulo que narra sobre el encuentro de JOSÉ PAVÁN, el principal personaje de la obra, con la policía de Matamoros.

Según esto, PAVÁN, que ya trabajaba en Puerto Isabel, Texas, un domingo cruza el río a nado, para venir a divertirse en “esa gran cantina que era Matamoros”.

PAVÁN se pone a jugar dados “a un costado de la iglesia principal, que estaba frente a la plaza”. La suerte le sonríe y gana.

Con el dinero en sus bolsillos se encamina de regreso al río para irse a Puerto Isabel.

En el camino lo detiene un hombre con pistola y le dice: “Dame el dinero que acabas de ganar”.

JOSÉ PAVÁN se lo da, pero dice: “Me voy a quejar con la policía”.

El hombre de la pistola sonríe y dice: “Pendejo. Yo soy la policía”.

Que novela.

Miren. Policías que se meten a delinquir no es historia nueva.

Amparados por la impunidad que les da el cargo, abusan, roban y violan.

Hasta que un día se les aparece el diablo.

Recién acaba de ocurrir el arresto de “una célula delictiva (de policías) que operaba en el Valle de Toluca, dedicada al secuestro exprés y a la extorsión”, además de otros delitos.

Ya hay orden de aprehensión contra nueve funcionarios de la fiscalía (incluyendo cinco policías de investigación) y cuatro elementos de la Secretaría de Seguridad estatal.

Estos son: Los agentes de Investigación la Fiscalía estatal, Abel Isaac “N”, Oscar “N”, Bernardo Adrián “N”, Herminio “N” y José Luis “N” y también Gildardo “N”, Diego Armando “N”, Hugo “N” y María Enedina “N”, la Secretaría de Seguridad Estatal.

¿En manos de quien está la seguridad de la población?

Por lo pronto ya se capturó a tres de ellos: Abel Isaac “N”, Herminio “N” y Bernardo Adrián “N”, presuntos líderes del grupo delictivo.

Fueron ingresados al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Santiaguito en Almoloya de Juárez, donde quedaron a disposición de la autoridad judicial quien determinará su situación legal.

Si les “rascan tantito” y descubren sus residencias, autos y el lujo en que vivían, seguro descubrirán un rosario de delitos que no se la van a acabar.

Ya verán.

MI PECHO NO ES…

Ahí va la versión que se conoce, sobre la detención de RAFAEL CARO QUINTERO.

Resulta que la Vice-Presidente de Estados Unidos, KAMALA HARRIS informó al Presidente AMLO que un equipo de la DEA había localizado en Choix, Sinaloa, al capo.

Después de una tensa reunión, en la que se puso sobre la mesa la preocupación de Estados Unidos ante la actitud que el gobierno de AMLO ha adoptado con respecto a la persecución de narcotraficantes que han introducido cantidades importantes de droga a Estados Unidos, HARRIS ofreció entregar a la Marina la información que un equipo de la DEA —al que la titular de esa agencia, ANNE MILGRAM, tiene operando en San Diego, California— había logrado recabar desde hacía tres meses.

La condición impuesta por HARRIS, de acuerdo con fuentes de Palacio Nacional, fue que la Marina, el único cuerpo de seguridad mexicano en el que Estados Unidos confía, operara la detención.

Entre tanto…

Ante la sospecha de la gente, que tiene la idea de que el helicóptero Black Hawk de la Marina, que participó en el operativo para la detención de CARLO QUINTERO, fue derribado, según la Secretaría de Marina, la aeronave, donde viajaban 15 elementos de las Fuerzas Armadas cayó “pero no fue derribado, sino se trató de un accidente”.

Ah, bueno.

“QUE MÁS QUIERES DE MI”, parece decir LALO MORA a SAMUEL GARCIA ahora que le vaciaron sus represas de su rancho EL INDOMABLE.

Resulta que personal de la Comisión Nacional del Agua (CNA), la Secretaría de Medio Ambiente de Nuevo León, y de la empresa del gobierno estatal, Servicios de Agua y Drenaje, liberaron agua de dos represas que presuntamente eran alimentadas por un arroyo que debe desembocar en la presa El Cuchillo en el municipio de China.

Presuntamente el predio conocido como rancho El Indomable, donde se localizan los embalses, es propiedad del cantante de música regional norteña, LALO MORA que ahora canta muy afligido: “AGUANTA CORAZÓN” y “A MI QUE ME QUEDÓ”.

Por hoy, es todo.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button