LOS PUNTOS SOBRE LAS…

LAS RIFAS; REFLEJO DE QUE ANDAMOS BIEN…

POR ANGEL VIRGEN ALVARADO

“Tú tienes muchos amigos –le dijo un compañero a otro- ¿Por qué no haces una rifa de un centenario? Mira, tú te ayudas y me ayudas a mí también”-

-“Que tenga muchos amigos, no creo. “Tienen más dedos las manos que amigos un hombre”- decían, y dicen, los viejos”-contestó el interfecto.

“Tengo, eso sí, muchos conocidos con afecto”.

Le tomó la palabra al compañero y se dieron a la tarea de rifar un centenario de oro.

Llegó con un compadre, le dijo:

“Ando rifando un centenario compadre, cómpreme un número”- Para justificar su labor añadió: “Es que ando muy jodido”-

-“No necesita decirlo, compadre. Las rifas son el reflejo de que anda uno bien…. Necesitado de dinero”.

Viene a cuento porque todo hace parecer que al seguir rifando “lotes de terreno”, casas, y otras cosas, al Presidente AMLO ya se le acabó el dinero para dar pensiones

Las pensiones que da AMLO a la gente de la tercera edad y a  los “ninis”, muchachos que ni estudian ni trabajan son, cuenta y caso, votos seguros para su partido Morena.

Le cuento que según los cables informativos, martes pasado, en una cena de más de dos horas y media en Palacio Nacional, AMLO pactó con varios empresarios, una “coinversión público-privada de 8 mil millones de pesos” para la construcción de la presa Santa María, en el sur de ese estado de Sinaloa.

En la cena también estuvo RUBÉN ROCHA MOYA, el gobernador de ese estado del Pacifico mexicano.

.A la velada en el Salón Tesorería, se sirvieron tamales de chipilín (que son una delicia para AMLO), aguas frescas en la comida, pan y café para la sobremesa.

Allí estuvieron unos 60 empresarios de industrias nacionales y de Sinaloa agrupados en diversas cámaras:

Francisco Cervantes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE)

José Medina Mora, líder nacional de la Coparmex

Daniel Becker, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM)

Daniel Chávez, cabeza de Grupo Vidanta —y asesor presidencial para el Tren Maya—;

Carlos Bremer, de VALUE Grupo Financiero

Carlos Slim Domit, de Telmex

Jesús Vizcarra, de SuKarne y Salud Digna.

Puro cuarto bat del empresariado mexicano.

El líder de COPARMEX, JOSÉ MEDINA MORA dijo en la reunión:

“En todo el país hay preocupación por el agua y es algo de lo que debemos ser conscientes. Debemos cuidar el recurso para que no pase lo que en ciertas regiones del país.

Con estas inversiones en infraestructura, sobre todo de esta presa Santa María, está previniendo que no lleguen a la situación que se ha llegado en Nuevo León”.

LA RIFA…

El encuentro tuvo de trasfondo el sorteo de la Lotería Nacional del próximo 15 de septiembre, cuyas ganancias, según el anuncio oficial, serán destinadas a financiar la construcción de la presa Santa María, que llevará agua potable a más de 400 mil habitantes y riego para más de 24 mil hectáreas de cultivo.

A 500 pesos el cachito.

Se sortearán ocho “macrolotes” en Playa Espíritu con un total de mil 859 millones de pesos.

Además 28 premios en efectivo con valor de 240 millones.

¿LE ENTRAN A LA RIFA O NO?

Los empresarios fueron cuestionados sobre si “cooperarían” comprando boletos del sorteo.

Carlos Bremer, de VALUE, Grupo Financiero, dijo de inmediato que sí.

“Pancho” Cervantes, del CCE, dijo que llevaba en la bolsa “un quinientón”.

Al término la cena de tamales de chipilín, AMLO publicó un tuit en el que dijo que se invitó a los asistentes a participar en el sorteo.

Las rifas, no acaban.

CON LA VENIA DE MIS EDITORES, nos leeremos el próximo lunes, en CRÓNICA SEMANAL

Por hoy, es todo.

P.D.- El E-mail…

En cierta ocasión un joven pobre pero emprendedor fue a visitar a un viejo sabio, con quién inició una larga conversación.

El joven le contó de sus sueños, sus deseos de superación y cómo pensaba volverse rico en unos pocos años.

Lo tenía todo bien planeado: las metas que debía alcanzar, los caminos que debía seguir, el esfuerzo continuo que debía realizar. Es más, desde hacía ya un tiempo el joven se había puesto a trabajar con ahínco y ya tenía andado una parte del camino que se había trazado.

El sabio observaba que en el joven confluían un enérgico entusiasmo, una consistente perseverancia y una claridad de ideas que sin lugar a dudas lo llevaría al éxito en su cometido.

Luego de tanto hablar, el joven le dijo al viejo:

-Sé que cuando sea rico, cuando tenga dinero, joyas, oro y plata, mi vida va a cambiar. ¿Tendrá algún consejo para cuando llegue ese momento?

Con calma y dulzura el viejo se levantó de su asiento, tomó al joven de la mano y lo acercó a la ventana.

-“Mira – le dijo -¿Qué ves?”

-“Veo gente” – respondió el joven

Entonces el sabio giró y lo llevó ante un espejo que se encontraba en una esquina de la sala, se apartó ligeramente y le preguntó:

-“¿Y ahora qué ves?”

-“Ahora me veo yo, me veo a mí mismo” – dijo el joven con tono muy seguro.

-“¿Entiendes? –preguntó el sabio – En la ventana hay vidrio y en el espejo hay vidrio.

Pero el vidrio del espejo tiene un poco de plata. Y cuando hay un poco de plata uno deja de ver gente y comienza a verse solo a sí mismo.

El dinero no es malo de por sí. Es necesario y bueno tener dinero.

El problema es cuando toda nuestra existencia gira en torno al dinero, entonces sin darnos cuenta nos podemos volver sus esclavos”.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button