Lozoya queda libre tras dos años preso

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, salió anoche del Reclusorio Norte luego de estar más de dos años preso por los casos de corrupción de Odebrecht y Agro Nitrogenados.

Antes de las ocho de la noche, Lozoya Austin abandonó el penal en una camioneta Toyota gris con vidrios polarizados.

Tras su salida, fuentes penitenciarias de la Ciudad de México confirmaron que el exfuncionario durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto egresó del penal.

Este martes, un Tribunal Colegiado concedió un amparo a Lozoya Austin que dejó sin efecto la prisión preventiva justificada que tenía en el caso de los sobornos de Odebrecht, único caso por el que se encontraba preso.

Lozoya Austin permaneció más de dos años preso en el Reclusorio Norte en un proceso penal en el que se han ido desvaneciendo las acusaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) por los casos de corrupción Odebrecht y Agro Nitrogenados, en el que está acusado de recibir sobornos.

Luego de estar prófugo de la justicia, Lozoya Austin fue detenido por la Interpol en febrero de 2020 en un complejo residencial de Málaga, España, país que en julio de ese año lo entregó en extradición a México para ser procesado por los delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa.

A su llegada a México, el exfuncionario fue trasladado a un hospital privado para atenderse de una anemia y un problema en el esófago que se le detectó a su arribo al país.

Un juez de Control del Reclusorio Norte lo vinculó a proceso por los delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa en los casos Odebrecht y Agro Nitrogenados; sin embargo, la FGR no solicitó la prisión preventiva justificada en su contra y sólo le dictaron las medidas cautelares de colocación de brazalete electrónico y la presentación periódica a firmar el libro de procesados ante la Unidad de Medidas Cautelares.

En agosto de 2020, el exdirector de Pemex, Lozoya Austin, acusó ante la Fiscalía General de la República (FGR) que el expresidente Enrique Peña Nieto y su colaborador más cercano, Luis Videgaray Caso, le ordenaron distribuir más de 500 millones de pesos de los sobornos de Odebrecht en el pago a asesores extranjeros de la campaña de 2012, legisladores y un partido político.

Tras ser captado cenando en un exclusivo restaurante en Lomas de Chapultepec, la Fiscalía General de la República pidió que le modificaran la medida cautelar de libertad condicional que se le otorgó cuando fue extraditado a México, por lo que en noviembre de 2021 quedó preso en el Reclusorio Norte.

Cabe recordar que en este caso, Juan Pedro Contreras Navarro, juez de Amparo de la Ciudad de México, había impuesto en su momento a Lozoya Austin diversas medidas cautelares como la colocación de un brazalete electrónico, retiro de pasaporte, la prohibición de salir del país y la firma del libro de procesados cada 15 días.

Entonces, la Fiscalía General de la República (FGR) acusó a jueces y magistrados federales de otorgar a Lozoya Austin privilegios procesales totalmente injustos y desproporcionados.

Lozoya Austin se lanzó contra las resoluciones dictadas por el juez de Control Gerardo Genaro Alarcón López y por los magistrados de los tribunales de Apelación Alberto Torres Villanueva y Juan Pedro Contreras Navarro, las cuales calificó de parciales e ilegales.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button