México no es un socio de fiar para EU, dice legislador de EU

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- México no es un socio fiable para Estados Unidos, sino más bien un actor que ha demostrado su voluntad “de socavar los intereses estratégicos” estadounidenses, aseguró el legislador republicano Carlos Giménez.

En un artículo de opinión publicado por Fox News y titulado “México explota la fallida política exterior de Biden”, Giménez, representante por Florida y quien también forma parte del Comité de Seguridad Nacional, dijo que “en los últimos dos años, México ha sido más un enemigo que un socio”. Dos temas, continúa, lo confirman: la postura migratoria mexicana y su acercamiento a Cuba.

El legislador considera que México ha aprovechado “la decisión débil y sin agallas del gobierno de [el presidente Joe] Biden de revertir la política ‘Quédate en México’ para sacarse de encima la responsabilidad de combatir a los traficantes de personas y los narcocárteles y pasársela a Estados Unidos, permitiendo el libre flujo de migrantes no verificados para que viajen hasta nuestra frontera”.

Según Giménez, con “Quédate en México” la administración Donald Trump “obligó al gobierno mexicano a ser un socio confiable para frenar la migración ilegal en toda la región, forzando a México proteger realmente su frontera. La política funcionó. La política tenía sentido. Nuestras comunidades y nuestras familias estaban más seguras gracias a ella”.

“AMLO busca socavar los intereses estratégicos”

Pero a decir del republicano, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador “no tiene interés en ser un socio de buena fe de Estados Unidos y, en cambio, se apresura a explotar cualquier oportunidad que se le brinde para socavar nuestros intereses estratégicos”.

En cuanto a Cuba, Giménez critica el anuncio de que llegarán 500 médicos a México para paliar lo que López Obrador considera es un déficit de doctores en el país.

“Los beneficios derivados de estas misiones médicas coordinadas por el gobierno se utilizan luego para alimentar el régimen de espionaje de Cuba contra Estados Unidos y su aparato de brutalidad contra los pueblos que buscan la libertad”, afirma el político.

Señaló que “el propio Departamento de Estado con Biden ha documentado las misiones médicas de Cuba como una exportación de mano de obra esclava moderna y las ha calificado como una violación de las normas de tráfico de personas”.

De nueva cuenta, Giménez establece una comparación con la administración Trump, durante la cual, dice, se negoció “con éxito el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá, que incluía el establecimiento de estándares de oro sobre la protección de los derechos humanos y la sanción de los traficantes de personas. El presidente Trump entendió que ignorar la explotación de los médicos cubanos sólo sirve para legitimar un mecanismo formal de tráfico internacional de personas”.

Así, Giménez concluye que “no se puede confiar en México como un socio y aliado de buena fe, sino como un actor más del mundo que da vueltas alrededor de Estados Unidos esperando una oportunidad para explotar. Por desgracia, la extraordinaria debilidad e ineptitud del presidente Biden ha dado a México esa oportunidad. Debemos reequilibrar nuestra relación con México para que éste se mantenga al margen de nuestros intereses estratégicos”.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
  • Destacados
    Aliados de Morena no contemplan quitar al INE
Back to top button