Opinión publica

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Tenemos a la mano los primeros reportes de fiscalización del gasto de candidatos a la gubernatura.

Es muy temprano para decir si alcanzarán el tope determinado por el Instituto Electoral, que es de 147 millones y, de rebasarlo en un cinco por ciento, sería motivo de descalificación.

Según la información pública del INE –a donde tienen que reportarse-, entre los tres han gastado 38 melones de pesos ¿será  cierto?. El de la pluma no puede sacar una conclusión de si se ajustan a lo que realmente invertido, pero usted sí amigo lector.

El más suelto con la “hulera” es César Augusto Verástegui, quien informó de un gasto de 22 millones en 91 operaciones, y un ingreso de cinco millones de pesillos.

En segunda posición aparece la candidatura común de Juntos Hacemos Historia con Américo Villarreal, con un reporte de 16 millones 700 mil varos en 120 operaciones.

De esa cantidad, Morena ha “soltado” 16 millones; 543 mil el Partido del Trabajo y 150 mil el Verde Ecologista.

El maderero dice haberle invertido 6.4 milloncejos de Movimiento Ciudadano.

No son cifras definitivas. Tienen tiempo para ir sacando del “cochinito” e informar al Instituto “en tiempo real”.

Debemos recordar que el periodo de proselitismo es de 20 días, una tercera parte de lo autorizado. Faltan 40 y el “operativo” del día de los comicios en que cada equipo procurará llevar a votar a los suyos, algo que en palabras comunes se le conoce como “acarreo” y que ya no está prohibido por la Ley.

Tampoco está prohibida la “operación menudo”, “casas amigas” o “casas azules” en que se acostumbra ofrecer un almuerzo a los votantes y luego subirlos a un microbús para ir a la casilla. Solo tienen que hacerlo del conocimiento del fiscalizador.

Lo no permitido es una “lana” por el voto, y que te “cachen” los de enfrente o del Instituto.

Bueno, pero estamos en la información que le mandaron al árbitro, y este reporta que la tercia registró que organizarán 1,348 eventos entre públicos y “de paga”, públicos y privados.

A Villarreal le falta cumplir con 214 actividades organizadas por los tres partidos, Morena PT y Verde, en tanto que Verástegui tiene 11 por realizar y 213 Don Arturo “El Tarugo” Díez.

Ya se “chuparon” un tercio de la campaña y recorrieron casi la mitad de los municipios, pero andan muy lejos del máximo que les autorizaron. No será motivo para que los descalifiquen.

Luego veremos con cuánto se han “mochado” cada uno en lo personal, porque las cifras mayores vienen de fondos públicos, subsidio para  las campañas. Los partidos no son capaces de rifar un par de kilos de arrachera con sus respectivas caguamas, para sacar fondos.

Por otro lado, vaya campaña de desprestigio que los morenos han encaminado en contra de diputados federales que votaron en contra de la reforma eléctrica. El menor calificativo –con “entrega a domicilio” en muchos casos- es de “traidores a la patria”.

De los cueruditos tenemos a varios: Oscar Almaraz Smer, Rosa González Azcárraga y Vicente Verástegui Ostos, de mayoría, además de los pluris  Mariela López Sosa, César Rendón García y Alicia Arcos Velázquez, esta del PRI.

La pregunta es ¿qué tanto afectará a sus partidos el haber votado en contra?. La encuestadora Massive Caller nos ilumina sobre el asunto al hacer levantamiento con varias preguntas. Los resultados sorprenden.

En cuanto a ¿qué opina de la votación?, el 65.5 por ciento dijo que dañaron a México y el 38.5 que hicieron lo correcto.

De quién ganó con la votación del domingo anterior, el 44.8 dice que el Presidente al evidenciar el rechazo, y 37.5 que la oposición. Un 17.7 afirma que ganó Morena.

Por lo que hace a “traición a la patria” y la pregunta ¿qué opina usted?, el 65.2 reiteró que “son traidores” y el 34.8 que “hicieron lo correcto”.

Respecto a la difusión de carteles con la imagen de los “traidores”, el 59.6 opina que “es correcto” y el 40.4 que “es una acción equivocada”.

Por cuanto a los candidatos, este jueves Américo Villarreal sostuvo encuentro con los medios de comunicación en ciudad Victoria, en que dijo que espera que el debate del domingo “esté a la altura, donde haya propuestas y no ataques porque la gente quiere escuchar cosas buenas y no mezquindades y denostaciones”. De ahí se dirigió a Tula.

No evadió hablar del asunto de una mujer a la que el partido contrató en Sinaloa cuando él fue delegado de Morena, y que presentó una denuncia ante la Comisión de Honestidad y Justicia en cuestión laboral. Se le despidió por “falta de confianza” luego de auxiliarla con un problema médico que se le presentó, de lo cual hay constancias, dijo el candidato.

César Verástegui por su parte estuvo en la víspera por Soto la Marina y Villa de Casas que pertenecen al sexto distrito. Seguirá en el centro del Estado.

Arturo Díez, de Movimiento Ciudadano, andaba por Reynosa. Parece no funcionarle bien su coordinación de prensa.

Anda muy enojado. En los spots oficiales primero se fue contra la alianza Pri-Pan-Prd, y ahora contra Morena-Pt-Verde.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button