Opinión pública

Debate ¿qué beneficios dejó?

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La pregunta más importante después del debate es una ¿qué beneficios dejó a los tamaulipecos?.

Algo intangible –difícil de medir con precisión-, pero a ello deberían dedicarse los actores partidarios y el mismo árbitro. Nadie ha dado a conocer el gasto económico ¿valió la pena? Es dinero público.

El objetivo era ratificar, cambiar de actitud o hacer participar a los ciudadanos en el proceso electoral ¿cuál otro entonces?. Para ver a los caudillos insultarse no tiene caso. Sería morboso y prosaico.

Ganancia económica ya sabemos que sí, comenzando con la moderadora que vino de la gran capital, hasta los que rentaron la planta de luz de emergencia, micrófonos, instalaron tarima y  esas chucherías.

Viendo el ángulo positivo ¿cuántos ciudadanos cambiaron de opinión o tomaron partido luego de verlo o escucharlo?.

Quiérase o no es un acto con características mercantiles, el escaparate de la oferta política de los candidatos. Para motivarlo, el elector necesita recibir un estímulo que no necesariamente es una despensa mensual o cien varos de parte de su líder seccional.

¿De qué otra manera se puede medir el éxito de un debate si no es provocar que los votantes participen?. No tendría caso distraer tanta gente y montar un aparato de tal magnitud, costoso para los bolsillos de los pagaimpuestos.

Lo habíamos dicho en estas líneas. La inmensa mayoría tomó la decisión desde hace tiempo, posiblemente años. Por ejemplo, a muchos no cayó bien la orden panista del 2016 en que miles de burócratas fueron despedidos por pérdida de confianza, por ser priístas como se los dijeron.

Por primera vez un alto porcentaje ya saben por quién emitirán su voto. Si alguien pensó que ellos definirán la elección el próximo cinco de junio, están equivocados. Más bien podrían inclinar la balanza los ciudadanos que no acostumbran votar.

En 2021 votó el 52.6 por ciento de los electores en lista nominal, que suma 2.7 millones. Fueron válidos un millón 450 mil ¿qué pasará esta vez?.

Datos recientes de encuestadoras nos hacen deducir que la votación será abundante, como nunca por un gobernador, en una elección también atípica porque solo está en disputa ese cargo, a lo cual se suman las pasiones y la intensidad con que son partidarios.

Luego del debate, las redes difundieron trabajo de la empresa C&E Research, en que establece que un siete por ciento de los encuestados determinó que el evento le hizo cambiar de opinión respecto a su voto. El restante 93 que siguen en el mismo bando.

Por cierto, tal encuesta determinó que el ganador del debate fue Américo con el 51 por ciento, seguido de César con el 38 y Arturo con el 11.

En tanto la Encuestadora Mx, que coloca a la cabeza de las preferencias a César Augusto, difundió la misma noche del domingo que los indecisos quedan en un 10.3 por ciento.

Horas antes, Grupo Impacto concedió a AVA el 62 por ciento de posibilidades de ganar contra 21 de la Alianza Va por Tamaulipas, y a los indecisos asigna el 14.

Es Massive Caller la que nos da con mayor claridad  de cómo, según el avance de los días, se va cerrando la brecha de los que no tienen definición de por qué alianza o candidato emitirán el sufragio.

Finalizada la actividad en el Centro Cultural, la encuestadora dijo haber preguntado a mil ciudadanos: Después de presenciar el debate ¿cambió su intención de voto por algún candidato?.

El 12.3 dijo que sí y el 72.3 por ciento que reafirmó la preferencia que tenía desde antes. El 15.4 que no había decidido y después de escucharlos se inclinó por alguno de ellos.

Aquí ganaron los tres “suspirantes” en la medida en que ya se perfilan, según los sondeos de la propia Massive Caller.

El 50 por ciento dijo que cambió a favor de AVA; el 44.4 que a favor de Verástegui, y el  5.6 por Díez Gutiérrez (todos dentro de ese 12.3 por ciento que brincó de “gallo”).

Interesante la investigación derivada de la Demoscopía que nos da también un dato lamentable: Casi el 60 por ciento no vio ni escuchó el multicitado debate.

Según el sondeo ¿valdrá la pena organizar este “armatoste” para que el 40 por ciento se expongan a su contenido? ¿le faltó a los organizadores provocar morbo?. Yo tengo la seguridad que, a una función de lucha libre, gratuita, acudiría más del 50 por ciento de los invitados.

La empresa de origen regio publica diariamente el comportamiento ciudadano, y es interesante también lo de los indecisos: El 3 de abril registraba el 23.9 por ciento, y para el 24 del mismo anotó el 12.4.

Se van definiendo ¿repartidos entre quien?. Ya lo dijo la empresa: En las mismas fechas Américo subió del 46.9 por ciento a 50.5, y Verástegui del 23.9 al 29.6. Arturo Díez del 3.3 al 7.4.

Así que, amigo lector, vea el tema en función de objetivos y costo beneficio ¿sirvió para algo el primer debate?.

En temas de la UAT, interesante que tiene preparado un programa de Doctorado en Comunicación a través de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales Victoria. Para todos los comunicadores con maestría, el inicio de clases es el 13 de agosto, con duración de tres años, presencial los fines de semana. La recepción de documentos se dará hasta el 31 de mayo.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button