Opinión pública

AMLO y sus afectos por Tamaulipas

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ya no hay ejidos ni colonias que lleven el nombre del Presidente de la República en turno, en acciones de culto a la personalidad o por “quedar bien” con él, llamar la atención y obtener favores e inversiones federales.

No habrá más municipios Miguel Alemán y Díaz Ordaz, en que los Gobernadores, en un acto de servilismo, quisieron heredar “para el eterno” su agradecimiento a los Presidentes.

Nunca veremos un municipio “López Obrador”, un ejido, colonia, boulevard o carretera, pero de que los tamaulipecos están en el ánimo del Presidente López Obrador, y en particular el Gobernador Américo Villarreal, no cabe duda.

Está muy atento de lo que pasa en esta región. Ha pisado territorio en seis ocasiones desde octubre del año pasado, lo cual marca un hito en el peregrinar de los jefes de la Nación en el último siglo, como lo veremos más adelante.

Dedicó dos días a la zona sur aprovechando los eventos del Día de la Marina, en que volvió a reconocer el actuar inteligente de los ciudadanos al emitir su voto en junio del 2022 en contra de los “malandrines”.

“Ya le hacía falta a Tamaulipas un buen gobernador”, dijo, y calificó a Américo como “un hombre íntegro, honesto y de buenos sentimientos”.

 Como se dice en política, le vino a dar otro “espaldarazo” al ejecutivo estatal, su amigo; presidió la reunión de seguridad y atestiguó compromisos en temas de salud.

La historia nos dice que el Presidente que más visitó Tamaulipas en su sexenio, es Ernesto Zedillo con 14 (incluyendo escalas técnicas en el aeropuerto de Tampico), es decir un promedio de 2.3 por año (se acostumbraba que, para giras por el norte de Veracruz y San Luis Potosí, aterrizaban en Tamaulipas).

Los  que siguieron –y anteriores- se tiraron a la hamaca a pesar de manifestar “profundo amor” por esta tierra.

Carlos Salinas nos visitó diez veces en los seis años, lo mismo que Miguel de la Madrid, incluyendo participación en el Día de la Marina, en Tampico.

¿Cuál es el municipio más visitado por los presidentes?. Un dato del historiador Vidal Efrén Covián Martínez menciona que Xicoténcatl (en ocasiones por el azote de ciclones), que sigue en el subdesarrollo y olvidado, acosado hoy por el cacicazgo de Los Trucos.

López Mateos (¿paseos?) siete veces; Ruiz Cortines seis, incluyendo la histórica inauguración de la presa Falcón el 19 de octubre de 1953, y a pesar de los afectos hacia el Gobernador Treviño Zapata, su “médico de cabecera”.

La crónica dice que Miguel Alemán se dejó venir por estos lugres en cinco ocasiones, en una de las cuales inauguró el hotel Naola, en El Mante, ahí donde su amigo Ch. Ramírez mantenía un dominio de terror desde la gerencia del ingenio.

Avila Camacho se presentó por aquí en tres ocasiones, una en abril de 1943 para inaugurar la escuela Leona Vicario, en Ciudad Victoria. Llegó a pie al 16 Hidalgo y Juárez. El Congreso del Estado emitió un decreto declarándolo “ciudadano tamaulipeco” (¿?).

Por cinco ocasiones pisó suelo del Nuevo Santander Don Lázaro Cárdenas del Río, como aquella memorable ocasión en que autorizó la construcción del Estadio Marte R. Gómez, y que venía en automóvil desde Monterrey.

Plutarco Elías Calles era socio del ingenio El Mante, pero pocas veces recorrió territorio. Se recuerda aquella del 25 de octubre de 1920 en que el Congreso del Estado declaró como “día de fiesta estatal” en que los tamaulipecos estaban “de plácemes”.

¿Y don Porfirio? Bueno, el once de enero de 1889 llegó en barco a Tampico para irse de cacería a la hacienda del Copoy.

Lo anterior solo es una muestra de que hay afectos de AMLO por esta tierra y su gente, y que apoya proyectos como reconoció el de llevar agua desde el río Pánuco a la frontera.

Hay presidentes que solo vinieron a las actividades del Día de la Marina, a  presidir ceremonia y lanzar al mar una corona de flores “en honor de los caídos”. López Obrador aprovechó para hacer talacha.

En su tiempo se dijo que Luis Echeverría tenía afectos por Tamaulipas y que traía la calentura de imponer un “maximato”. En los hechos nos visitó once veces, incluyendo “escalas técnicas” y evento de la Marina el uno de junio. La última fue el 26 y 27 de noviembre de 1976, cuando estaba por irse.

Al ritmo que lleva AMLO, per cápita, de aquí al fin del sexenio, será el presidente que más giras haya realizado a la moderna Costa del Seno Mexicano, y no viene solo, siempre trae algo en el morral.

Ya decíamos en colaboración anterior que en el panismo casi no vino porque los malandros en el poder llegaron incluso a amenazarlo. Hoy se respira otro ambiente.

Hablando de ese tema, de los que insisten en seguir en el poder, siempre sí la diputada Nora Gómez González, del PAN, presentó denuncia penal en contra “de quien resulte responsable” por falsificación de su firma en documentos de la bancada en el Congreso local.

No señaló presuntos, pero evidente que están involucrados sus líderes, Félix García, pastor de la bancada, y Luis “Cacharro” Cantú como jefe del partido. El problema es que tienen fuero. En todo caso, para procesarlos, la Fiscalía tendrá que esperar hasta después de septiembre del 2024.

Sobre las carpetas en contra de ex funcionarios cabecistas, la Fiscalía ya tiene 52 expedientes, según la información que personalmente este jueves citó el Gobernador Villarreal. El “trabuco” para que prosperen está en las Fiscalías, General y Anticorrupción.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button