Opinión pública

Verde Ecologista y su “granito de arena”

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Al que le fue bien en la última elección es al Partido Verde Ecologista. Aseguró su registro local  por dos años y va por más en el 2024.

Se unió a Morena junto al PT para recibir, antes que cargos públicos, el cuatro por ciento de la votación emitida. El IETAM les concedió 56 mil 800 votos.

Descontado el  ocho por ciento, el guinda se queda con 617 mil sufragios (de los 731 mil) que representan el 43.4 por ciento de la votación válida.

Digamos que es el “segundo aire” de esa organización luego del prolongado cacicazgo de Jesús González Macías. Para la siguiente elección es casi seguro que le tocarán diputados plurinominales, aparte de mayoría por la prolongación de la alianza Juntos Hacemos Historia.

No es casual. Puso su granito de arena. El nacional envió oportunamente como coordinador de acciones a Manuel Muñoz Cano, fogueado en las luchas políticas desde 2001 en la campaña de Eugenio Hernández por la alcaldía capitalina, por el PRI.

Al final del sexenio geñista, que le asignó la importante cartera de Desarrollo Social, renunció  para ocupar la coordinación general de la campaña del malogrado Rodolfo Torre Cantú, a cuyo gabinete se proyectaba.

  Ninguneado  por Egidio, el hermano Torre que se sacó la lotería, Muñoz se fue de Tamaulipas y renunció al PRI el 4 de marzo de 2020 (aniversario de la fundación tricolor), al considerar que unos cuantos utilizaban las siglas para obtener beneficios personales.

Tenía experiencia en campañas de otras entidades. Recogió buenos frutos en la coordinación potosina rumbo a la gubernatura en 2021.

A Tamaulipas regresó antes de las precampañas. Vino a sustituir a un Ricardo Gaviño Cárdenas que de pleno se fue con “los contras”. Fue artífice de la  candidatura común de Américo Villarreal Anaya, cuyo resultado les dio el triunfo.

Hoy, el Verde tiene dos diputados federales cacique empujan proyecto junto a Morena. Una es Ana Laura Huerta, de Nuevo Laredo, y la segunda la ocupa Tomás Gloria Requena, de Río Bravo-San Fernando.

En la campaña americanista, entre funciones varias, le tocó integrar a simpatizantes provenientes de otros establos, y no le fue nada mal. Le rindió buenas  cuentas al jefe.

Logró incorporar públicamente –hay gente que no aceptó se difundieran sus simpatías- a ex alcaldes como Abad Smer Silva, de Aldama; Jesús Miguel “Memín” Ortega, Juan Antonio Juárez, Guadalupe González y Andrés Núñez, que lo fueron de González.

Jaime Garza Pérez, de San Carlos; Jorge Salazar Méndez, Jiménez y Santos Zurita, ex de Casas.

Una de las conquistas más sonadas es la incorporación de Ernesto Ferrara Theriot, actual regidor y ex presidente del PAN en Nuevo Laredo, algo que dolió a los próceres azules por ser figura emblemática en aquella esquina de la entidad.

En plena campaña el PVE alcanzó a sumar a ex dirigentes estatales de otros partidos como Enrique Meléndez Pérez, de Redes Sociales Progresistas y Nueva Alianza, ex líder de la sección 30 del SNTE, y a Carlos Gamaliel Cisneros Ruiz, igual del PANAL.

La estadística dice que en 2019 cosecharon 15,600 votos que no fueron suficientes para llegar al Congreso local, en tanto que en 2016 sumaron los 19 mil. Por eso decimos que en la temporada le echaron ganas y les fue bien.

Hablando de otras cosas, el uno de julio Morena abrió el registro de aspirantes a consejeros distritales (estatales y nacionales), que aterrizará en  la elección del Comité Estatal, sin que hayan trascendido perfiles ¿cuantos van? Tendrán oportunidad militantes y no militantes. Todo el que quiera.

Por cada uno de los nueve (todavía) distritos de Tamaulipas podrán participar hasta 400 personas, mitad y mitad en género, incluso menores de edad, para nombrar a 10 consejeros. Hay tanta facilidad que pueden registrarse vía Internet.

El máximo órgano estatal estará integrado por 90 personas que, el seis de agosto, designarán consejo y este a los del comité.

Lo más posible es que aspiren cientos, así como se dio el tema de las candidaturas a alcaldías, diputaciones y luego la gubernatura, en que apareció gente que luego exigió vía tribunales.

Nada se ha dicho pero será la primera participación del equipo de Américo Villarreal. Como futuro Gobernador necesita ir tomando los hilos del poder, comenzando con del partido.

Aparte , la Auditoría Superior de la Federación publicó la primera entrega de su trabajo anual que contiene resultados de fiscalización ejercicio 2021. Contiene las cuentas del gobierno de Tamaulipas ¿cómo les fue? Dentro de lo que cabe, bien.

Hasta sobró dinero porque las instancias que les toca ejercerlo, no solicitaron el gasto, como el Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA) por mas de 3.3 millones de pesillos y que se tuvieron que devolver a Doña Fede. También se devolvieron del Fondo de Aportaciones Múltiples y otros fondos.

Por su parte la Auditoría Superior del Estado también publicó resultados. Nada nuevo. Los entes cumplieron con la Ley, hasta la Comapa de Reynosa y el programa de 27 mil becas del ayuntamiento de Maki Ortiz, por 111.4 melones, lo cual demuestra que no hay persecución política. Luego ampliaremos.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button