Opinión pública

El “conservador” número 43

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Muy “flaca la caballada” en la esquina de los conservadores aspirantes a la Presidencia de la República, según la visión de López Obrador.

En la lista original que expuso en la “mañanera” de este jueves, no incluyó a paisanos. Al final pidió agregar a Francisco Javier García, buscado hoy por la FGR por delincuencia organizada y quien sabe qué otros presuntos delitos.

“No se sabe si es culpable o no, es presunto… Agréguenlo”, dijo el jefe del ejecutivo en tono burlón sobre el de Reynosa, luego de dar lectura a 42 nombres de distintos colores y sabores que podrían ser opositores de Morena en la elección del 24´.

Por tal motivo comenzó la definición de “conservador número 43” en torno al texano ex Gobernador.

Efectivamente, en esta tierra los azules con posibilidades e imagen son muy escasos. No se preocupan por construir una figura que los coloque en ligas mayores. Son mediocres, indecisos y agarrados para invertir en posicionamiento. Esperan que todo les caiga del gobierno.

En 2018 surgió un tal Rodolfo Santos Dávila como  uno de los 59 precandidatos independientes a “la grande”, pero no reunió los requisitos y quedó descartado. Más bien se trataba de egos personales. Había sido diputado local por el PAN, partido al que renunció muy pronto.

La verdad es que ni Cabeza tiene las mínimas posibilidades de ser candidato y menos ganar en las urnas. Dejó cuentas pendientes con el erario estatal que lo pueden llevar a la sombra (ya lo buscan).

Previo  a aquella elección en que ganó AMLO, surgió otro por la “libre”, Francisco Chavira Martínez, exhibicionista al que le gusta amasar dinero fácil, pero al final se arrepintió, o bien observó que la ganancia sería muy poca.

Tamaulipas solo ha tenido dos presidentes de México, uno provisional, Emilio Portes Gil, y otro por cuatro años, Manuel González. Don Emilio Martínez Manautou estuvo a punto de serlo, pero se le fue el tiro. Los demás han sido tristes soñadores como Tomás Yarrington Ruvalcaba, quien al término de su sexenio se arrancó por la República pensando que sería aclamado por la ciudadanía.

Más tarde se hizo acreedor a demandas penales y se encuentra en el botellón en el lado gringo.

Los garbanzos de a libra no se dan todos los días. Los deseos personales pueden ser muchos pero las condiciones no siempre son favorables, y el respetable público no aclama a cualquier hijo de vecino.

Hay de todo en esa lista. AMLO conjuga como conservadores a panistas, priístas y perredistas. Mete en el morral a líderes, empresarios y hasta periodistas que marchan en el mismo barco contrario a la 4T. En más de cuatro años no han podido tumbar la popularidad del inquilino de Palacio Nacional, por más lana y esfuerzos que le metan.

El último grupo de contra AMLO, inventado desde el sector empresarial más retrógrada de México, se llama Todos. Claudio X. González y su gente ya no quieren incluir a líderes partidistas. Navegan con al bandera de la sociedad civil ¿les dará resultado?.

Antes fue Sí por México que tampoco pegó. Le metieron harto billete, también desde el Gobierno de Francisco Javier García. No convencieron. No despegaron en hacerle mella al pejismo.

¿Quiénes son los conservadores en Tamaulipas? Los que han participado en grupos anti López, aglutinados en las cámaras patronales y de comercio y servicios, empresarios de la zona sur y la frontera, los canacintros que tratan de involucrar gente pero ellos le sacan a exhibirse.

Otras organizaciones conservadoras surgidas al calor de la lucha política son Va por México, Mexicanos Contra la Corrupción, Frente Cívico Nacional y Frenaaa, el famoso Frente Nacional Antiamlo que tampoco levantó vuelo entre la ciudadanía. En mucho el arraigo del tabasqueño.

No se necesita ser un experto en temas de mercadotecnia política para saber que los conservadores de este país, han equivocado el camino para socavar la popularidad obradorista. Sin presentar alternativas de gobierno se dedican a atacarlo y descalificarlo, denostarlo sin hacer razonamientos.

Cierto, le han bajado algunos puntos, pero los sondeos de opinión de encuestadoras como Massive Caller dicen que Morena arrasará con la elección al Senado en el 2024. Si acaso quedarán en manos de la oposición estados conservadores tradicionales como Guanajuato, Aguascalientes y Querétaro.

Aquí en Tamaulipas le conceden a Morena un 54.0 por ciento de intención del voto, sin conocer quién será el candidato, en tanto al competidor más cercano, el PAN, el 30.8. Don PRI alcanza casi el nueve y Movimiento Ciudadano el 6.

Menos ganarán cuando llegó al gobierno del Estado la primera administración guinda, escoba en la mano para barrer la corrupción azul. Américo Villarreal entra con el pie derecho ante un panismo apestado.

En jueves también, pero muy temprano, el Instituto Electoral local resolvió juicio sancionador en contra del ex candidato al gobierno,  César Verástegui y su cuñada Ofelia Noemy González Márquez, alcaldesa de Xicoténcatl, por presunta transgresión a los principios de neutralidad y coación al voto.

La conclusión es muy simple ¿para qué utilizar rudeza innecesaria si ya perdieron?. Pero si Morena apela a tribunales podría revertirse la resolución, considerando que la esposa de Don Chente Verástegui, el diputado federal, asistió en horas de chamba al edifico del PAN estatal  a apoyar al cuñado, y difundió su fervor en redes.

No la destitución de la señora, pero le podría costar una buena multa.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button