OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“Con gran respaldo, Américo asumió la gubernatura de la entidad”

“Se compromete a cambiar la vida de todos los tamaulipecos”

“Se inspira en hombres y mujeres que lucharon por la transformación”

Con fanfarrias, arropado con destacados miembros del gabinete nacional, gobernadores, Senadores, Diputados Federales y clase política estatal, Américo Villarreal Anaya, Tomó Protesta como Gobernador de Tamaulipas para el periodo 2022-2028, el pasado 1 de octubre. Con la convicción de que es posible un gobierno mejor en la entidad y con la afirmación de que serán pilar de su gobierno los principios de no mentir, no robar y no traicionar, y de que, por el bien de México, primero los pobres, su primera posición ante la responsabilidad asumida, fue su llamado a los diputados del Congreso y a la ciudadanía tamaulipeca a construir consensos.

Por otra parte, Américo hizo alusión a la debacle de la entidad heredada por el exgobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, sin conocer aun, todos los quebrantos habidos a los bienes tamaulipecos que se suponen mayores a lo detectado hasta el momento, por la enorme opacidad en la entrega-recepción, y aunque afirmó que él no perseguiría a sus adversarios políticos ni robaría sus bienes, si habrá castigo para quienes hayan delinquido.

Ofreció el nuevo gobernador tamaulipeco, cambiar el gobierno a fondo, desterrando los moches, la corrupción y el robo, sumando a todas las fuerzas sociales de la entidad, inspirado en todos los personajes históricos que con sus luchas han ido engrandeciendo esta entidad. Citó entre otros, a Juan José de la Garza, Pedro José Méndez, Emilio Portes Gil, Ignacio Martínez, Catarino Garza Rodriguez, Cipriano Guzmán Espinosa, César López de Lara y Alberto Carrera Torres; a mujeres como Estefanía Castañeda y Amalia González C. de Castillo Ledón. Ellos y ellas entre muchos otros, expresó Villarreal Anaya, le orientarán para acrecentar la virtud de los tamaulipecos y los hechos históricos del presente y del futuro. Sus primeros compromisos se centrarán en aliviar las tensiones, serenar con paciencia y dedicación, la vida socioeconómica de los tamaulipecos, dedicar mas recursos al crecimiento económico, a la generación de empleos y mejorar los salarios; a la infraestructura carretera, a la terminación del Puerto de Matamoros y garantizar la seguridad pública con la creación de la Guardia Estatal, entre muchas otras acciones.

Magníficos planes, diríamos nosotros, aunque para su concreción se requerirían muchos recursos, como también mucho tiempo para cambiar la conciencia social de la ciudadanía, acostumbrada por varios decenios a vivir con gobiernos corruptos y vinculados de una u otra manera al crimen organizado, con grandes vicios en la economía informal. Decir que se gobernará de acuerdo a los principios de la 4T (Cuarta Transformación), es una buena postura, aunque llevarla a la práctica, implica superar muchas resistencias a los cambios; basta una mirada a los esfuerzos del gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador para entenderlo.

Con solo echar un vistazo a la deuda heredada por Cabeza de Vaca que llega a 16 mil millones de pesos y que podríamos considerar solo como “la punta del iceberg” de la herencia del sexenio pasado, estaríamos pagando diariamente solo de intereses, por los 6 años de gobierno de Américo, más de 4 millones de pesos, es decir alrededor de 10 mil millones de pesos en 6 años, sin bajarle a la deuda, ni un cinco; por el contrario, aumentaría la cantidad, si lo aplicado a los intereses de esa enorme deuda supera el 10%. Expertos en estos asuntos de gobierno y políticas de Estado, afirman que, a nuestro gobernador y su equipo de trabajo, al buscar el mejoramiento de la vida estatal, solo le alcanzarán sus esfuerzos para administrar la crisis, por muy capaces y profesionales que sean. Veremos.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
  • CONFICENCIAL
Back to top button