OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“Los objetivos principales de AMLO, en el último tercio de su gobierno”

Los objetivos principales del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador en este ultimo tercio de su mandato, saltan a la vista con solo apreciar sus conferencias mañaneras y hacer la lectura obligada de los medios de información. En lo político hay dos temas en la agenda de todos estos días; primero consolidar la Guardia Nacional como instrumento coadyuvante para luchar contra el crimen organizado, permitiendo al Ejército Nacional y a la Marina que apoyen la seguridad pública hasta el 2028, para favorecer la conformación del perfil de todos los integrantes de ese organismo creado desde el 26 de marzo del 2019. Después, realizar una reforma electoral que democratice la institución actual, que garantice honestidad y transparencia, que economice recursos financieros, pues el actual INE (Instituto Nacional Electoral) es uno de los más caros del mundo, y que sea electo a propuesta de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, de personas profesionales, honestas y apartidistas, para que los ciudadanos del país, emitan su voto a favor de los que consideren con el mejor perfil profesional, demócrata y de honestidad probada. Entre muchos otros temas de política, estaría también el de garantizar una sucesión democrática del poder presidencial y legislativo en las elecciones del 2024.

En el aspecto de infraestructura, Lopez Obrador tiene el propósito de no dejar ninguna obra iniciada, sin terminar; así lo ha repetido decenas de veces, tanto en sus conferencias matutinas como en otros foros, dadas las políticas aplicadas por sus últimos antecesores cuyos empresarios contratados, dejaron innumerables obras inconclusas, a pesar de recibir el 100 % de sus honorarios. Por eso sus afanes para alcanzar la conclusión de obras como la Refinería “Olmeca” de Dos Bocas, el AIFA (Aeropuerto “Felipe Ángeles”) y su conectividad con los centros urbanos de la Ciudad de México y el Estado de México, además del Tren Maya, por mencionar solo 3 de las decenas de obras que se están construyendo en el país.

Otra de las acciones destacadas que está impulsando el Presidente tiene que ver con la elevación del nivel de vida de los trabajadores del campo y la ciudad y la contención del fenómeno inflacionario que siempre, en los gobiernos neoliberales, fue el sector social más castigado por las crisis recurrentes del capitalismo salvaje. Fue “leit motive” de los gobiernos desde Miguel de la Madrid Hurtado hasta Enrique Peña Nieto, 6 sexenios, 36 años, salvo excepciones de uno o dos años, me parece que, en tiempos de Carlos Salinas de Gortari, aumentos salariales de un dígito, siempre menores a los índices inflacionarios, de manera que en todo ese tiempo el salario mínimo general se devaluó en alrededor del 70 %. Ahora desde diciembre del 2018, el salario que era de 88.36 pesos diarios, pasó a 141.7 en 2022, aunque en la frontera es de 260.34 pesos.

Además de que Andrés Manuel ha sabido convencer a los sectores empresarial y laboral, que el mejoramiento salarial de los trabajadores mejora sensiblemente el mercado interno, también ha convencido a los empresarios, ante los conflictos a consecuencia de la pandemia y la guerra de Rusia y Ucrania, de tomar medidas antiinflacionarias que palien el gasto familiar en alimentos básicos de los que todavía tienen ingresos insuficientes para tener una vida decorosa. Además, ha anunciado que el gobierno se esforzará por seguir mejorando sensiblemente los salarios de los trabajadores. El hecho de que diariamente mantenga un dialogo con la ciudadanía, tiene que ver con su esfuerzo por concientizar a las mayorías de este país para que, en la sucesión presidencial, se garantice un gobierno de continuidad y profundización de los cambios en la vida nacional, iniciados en el 2018.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button