OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“Alimentación y medidas federales para su mejoramiento”

“Se requiere profundizar en el combate a la comida chatarra”

La alimentación de los mexicanos tiene mucho que ver con la salud. Desde los años “80s.” hasta la segunda década de este nuevo milenio, se ha vivido un deterioro de los nutrientes más naturales y cuyos procesos de elaboración son menos sofisticados como la tortilla, la leche, la carne, los huevos, las frutas y verduras. El proceso de encarecimiento de los alimentos básicos de la dieta del mexicano se vio disminuida paulatinamente en poco más de medio siglo, pues las autoridades federales, además de tolerar el deterioro sistemático de los salarios de los trabajadores, le abrieron paso o permitieron que las empresas alimenticias transnacionales y nacionales crecieran en progresión geométrica en la producción de comida chatarra, desde refrescos edulcorados artificialmente, frituras,  “Hot Dogs” y panes como los pingüinos “Marinela”, con anuncios difundidos a niños y jóvenes con la palabra repetida miles de veces en radio y televisión: ”¡recuérdame!”. Con esa agresiva voluntad de obtener ganancias rápidas se envenenó a más de la mitad de la población mexicana, empujándonos a nivel mundial al 5º. Lugar en obesidad y 6º. en la mortal enfermedad de la diabetes.

En el arranque del sexenio de Enrique Peña Nieto, las autoridades de Salud y educación, pretendieron frenar los malos hábitos de consumo de los mexicanos, por las señales de alerte en el crecimiento de los males cardiovasculares, diabetes y otras enfermedades, pero no pudieron, se impusieron las transnacionales y al parecer se siguen imponiendo, pues hasta el momento, no se han ejecutado acciones firmes de protección de la salud a niños y jóvenes; quizás, pensamos nosotros, porque aún no se consolidan las instituciones que se han creado últimamente como consecuencia del gobierno de la 4T (Cuarta Transformación). Se aprecian si, algunas medidas persuasivas en radio, prensa y televisión como especie de anticomerciales, pero son más los comerciales agresivos que se lanzan al cerebro y las emociones, como los anuncios de Coca Cola de estos días previos al campeonato mundial de Futbol que se efectuará en Qatar. El sector salud ha hecho también un esfuerzo por etiquetar toda la comida chatarra para desalentar el consumo y al parecer se ha prohibido ya la comida chatarra en las escuelas de Educación Básica.

Solo falta que las medidas implementadas para proteger la salud de las familias y los estudiantes, por las secretarias de Salud y Educación en lo nacional, se practiquen en cada escuela de las 32 entidades federativas. Nos preguntamos si existe algún método persuasivo con los directores y personal de las escuelas de todo el país para frenar las vendimias de comida chatarra dentro y fuera de las escuelas.

De acuerdo a la ENSANUT (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición Continua) realizada en 2020 a propósito de los efectos de la pandemia, se notó un deterioro del orden del 59.2 % de gente con inseguridad alimentaria. Gente que por lo caro de los alimentos naturales tuvo que prescindir de algunos de ellos con la consecuente desnutrición y mortalidad por el covid-19, aunque también en otras familias que se preocuparon por su salud y siguieron las indicaciones de las autoridades sanitarias, disminuyeron su consumo de alimentos chatarra y pudieron aumentar el consumo de alimentos naturales y, por lo tanto, mejorar en su salud. Actualmente se realizan esfuerzos de gobierno y grandes empresarios para que los alimentos básicos no suban de precios a causa tanto de la pandemia como de los efectos mundiales de la guerra de Rusia y Ucrania. Falta profundizar en las medidas para desterrar de la dieta alimenticia de los mexicanos, la comida chatarra.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button