OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“Ser diputado o diputada no es una perita en dulce”

“Se requiere tiempo completo para cumplir sus responsabilidades”

“Se infiere que diputado o diputada que grilla, no cumple su tarea”

Con tantos asuntos de la Administración Pública de la entidad en manos del Congreso del Estado, los 36 Diputados Locales, sean del partido que sean, a estas alturas, ya deben haberse dado cuenta de que su trabajo legislando y en Comisiones, no es “una perita en dulce” y que requiere muchas horas de dedicación para conocer de sus asuntos y participar responsablemente en la toma de decisiones de las políticas de Estado.

Considerando que en la anterior legislatura y en ésta, que estará vigente hasta el 2024, se han hecho cambios a las leyes que rigen la vida de la entidad, de una manera irregular, es menester que las actuales diputadas y los diputados, se apliquen en la búsqueda de soluciones a todos los desórdenes que se generaron en el incumplimiento de la legislación vigente en diversas áreas de la administración pública, así como en la necesidad de acoplar los asuntos federales con los estatales ahora que existe un nuevo responsable del Poder Ejecutivo en manos de Américo Villarreal Anaya desde el 1 de octubre pasado.

Suponemos que, si los servicios de agua potable y alcantarillado están normados por el Congreso del Estado, así como los presupuestos municipales, la recaudación, el gasto de todas las oficinas de gobierno, la educación pública y privada, la seguridad, el fomento a la economía, el deporte y la cultura, y cientos o miles de acciones más, si vemos un diputado o diputada dedicados a la grilla y a la promoción futurista, señal de que están incumpliendo con su deber o están cumpliendo a medias. 

Algunos ciudadanos pensamos que los diputados solo trabajan los miércoles o el día semanal en que sesionen, pero claro que nos equivocamos. Además de que tienen que leer e interpretar los efectos de nuestras leyes estatales y federales, se deben adecuar éstas, para bien de la sociedad actual, que es cambiante. Las leyes igualmente, deben siempre privilegiar el interés general sobre el particular.  Por todas esas cuestiones y más, se presume que las y los legisladores tienen trabajo de tiempo completo y que desquitan el salario y las prestaciones que reciben. Sobre todo, si periódicamente informan a sus representados sobre sus actividades, por lo menos cada fin de periodo, de reuniones legislativas y si en estas reuniones legislativas debaten oralmente sus puntos de vista y los defienden para lograr los acuerdos más justos.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button