OPTICA POLITICA          

Por Aliber López

“En política actual solo hay dos bandos: Progresistas y Conservadores”

“Los últimos cambios legislativos favorecen a los progresistas”

“En la batalla por la entidad, las fortalezas favorecen a Américo”

Pasados los procesos nacionales de la Ley de la Industria Eléctrica, de la “Revocación de Mandato”, de la Reforma Eléctrica y la Reforma a la Ley Minera, la Cuarta Transformación y su partido, Morena, enfrentaron exitosamente un enorme desafío. Como decía Pedro Salmerón hace casi un año, “quedó claro que en la política institucional sólo hay dos bandos: el progresista y el conservador”; el conservador, porque votaron por conservar los privilegios que en la industria eléctrica les otorgó la Reforma Eléctrica “peñanietista” del 2013 y los progresistas que pretenden con sus accions, recuperar los bienes de la nación que se perdieron en 6 sexenios de gobiernos neoliberales.

Los partidos alineados con los conservadores, PRI, PAN, PRD y MC, que festejaron su apoyo a las empresas privadas en los privilegios otorgados por los neoliberales desde Salinas de Gortari hasta Peña Nieto, difícilmente podrán construir un discurso que les permita retornar al poder en el 2024, porque le faltarán banderas convincentes para lograr el apoyo de la ciudadanía. Así lo piensan muchos analistas que aprecian que el rumbo que ha tomado nuestro país desde 2018, debe seguir impulsándose. Desde entonces a la fecha además de haber mantenido la mayoría en el Congreso de la Unión, aumentó en 11 los gobiernos estatales llegando a más de la mitad, incluida la mayoría de los Congresos Estatales y dentro de menos de dos meses, aumentará por lo menos en 3 entidades más, su dominio en las entidades estatales.

Por más que la Coalición “Va por Tamaulipas” que conforman los partidos PAN, PRI y PRD y que están apoyando la candidatura de César Augusto Verástegui Ostos, presuman que su presencia se fortalece en la entidad, sus acciones en lo nacional, en los últimos días, le restan aceptación ciudadana porque los ubican como aliados y defensores de intereses extranjeros y no como protectores de los bienes nacionales. A esa situación se puede agregar el ejercicio de gobierno de la entidad en los últimos 5 años y los problemas que han lastimado su imagen pública. Igualmente, no nos parece un discurso muy convincente el lenguaje coloquial que utiliza el “Truko”, tratándose de ubicar en un mundo campirano, cuando la mayor parte del electorado tamaulipeco vive en zonas urbanas y sus problemáticas son diversas y difíciles de superar.

Américo Villarreal Anaya, candidato de la Coalición “Juntos Hacemos Historia” que conforman los Partidos MORENA, el PT y el PVEM, tiene a su favor, la aceptación ciudadana al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, superior al 60 %, la aplicación de sus políticas de apoyo a los Adultos Mayores, los estudiantes y los jóvenes mediante la aplicación de diversos programas sociales, su identificación política con tales acciones en su discurso de campaña, su preparación, y el haber sido Senador por Mayoría, venciendo al hermano del Gobernador (el Senador por Primera Minoría) Ismael García Cabeza de Vaca,   en la plenitud de su ejercicio gubernamental, entre otras fortalezas. Presumimos que fortalecerá su candidatura, después del debate organizado por el IETAM (Instituto Electoral de Tamaulipas) para el 24 de abril y que, con el debate de mediados de mayo, se terminará con las incertidumbres que provoca la infodemia y las encuestas a favor de uno y otro. Sabemos desde luego que en política como en la vida, nada es, hasta que sucede. También dependerán los resultados, de la organización de la estructura electoral de cada coalición y la conciencia y responsabilidad de sus integrantes. Desde luego, todas las acciones de comunicación con los electores.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button