OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“Los errores se pagan, el plan C vencerá a la alianza PANPRIPRD-SCJN”

Los ministros de la SCJN (Suprema Corte de Justicia de la Nación), que no fueron nominados por el voto popular, se dieron el lujo de pasar por encima de los Poderes Ejecutivo y Legislativo y declararon inconstitucional la primera fase del llamado Plan B Electoral, propuesto por el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y aprobado por las Cámaras de Diputados y Senadores el pasado 22 de diciembre y promulgadas el 27 de diciembre del 2022. La primera fase de la Reforma, incluye las modificaciones a las Leyes Generales de comunicación social y de responsabilidades administrativas de la ley ya promulgada.

La acción judicial da la razón a quienes son minoría en ambas cámaras del poder legislativo (Diputados y Senadores del PRI, PAN, PRD y MC) y con ello se colocan automáticamente contra la Ley de austeridad, pues en esencia se trataba de ahorrar algunos miles de millones de pesos, pues una Reforma Constitucional Electoral, más profunda, no se pudo aprobar. Se presume que, en el corto tiempo, seguirán haciéndolo igual con las otras fases de la Reforma Electoral; seguramente seguirán el mismo camino que la primera fase y por lo visto no habrá Reforma Electoral hasta después de las elecciones del 2024.

Inferimos que quienes ganan de momento impidiéndole a los Poderes Legislativo y Ejecutivo dar pasos a favor de la democratización de este país, pierden en varias facetas de su actividad profesional y su prestigio personal. Solo basta asomarnos un poquito a la historia reciente para entenderlo. Los niveles de corrupción que se alcanzaron en el gobierno de Enrique Peña Nieto, acelerados desde que Carlos Salinas de Gortari llegó al poder (1988), tuvieron su costo político con la perdida abrumadora del poder en el 2018. Ahora, los ministros de la “Corte” asociados a esos políticos que perdieron el poder el 2018, perderán prestigio personal y profesional también, ante una ciudadanía ahora más atenta a los temas políticos nacionales e internacionales. Difícil será para ellos (para los ministros) andar con la frente en alto en los espacios públicos.

Lo del Plan “C” que menciona el secretario de Gobernación Adán Augusto López Hernández, no es solo una “hablada”.  La mala fama que el mal actuar públicamente de algunas personas provoca en el resto de la sociedad, es lo natural. Todos pagamos por nuestros errores, con mayor razón cuando afectamos a una nación. La corrupción que caracterizó a los Partidos Políticos Neoliberales ahora buscando descalificar en todo momento las acciones del actual gobierno, seguirá pesándoles ante la ciudadanía, pues cada vez tienen menos adeptos. Para ellos el accionar de López Obrador, conductor de la Patria en estos tiempos, no tiene ningún mérito y si muchas fallas. Para nada miran los indicadores de que en el país hay gobernanza, una economía creciendo al 3 %, un peso fuerte, finanzas equilibradas y grandes obras en proceso que detonarán el desarrollo nacional en los siguientes años.

El Plan “C”, que no es otra cosa que derrotar electoralmente a los opositores a la 4T (Cuarta Transformación), tendrá muy buenas agarraderas en la construcción de discursos de convencimiento de apoyar a los partidos que apoyan el “Lopezobradorismo” mientras que la oposición solo contará con diatribas y mentiras como método para retornar al poder el 2024. Claro que, para derrotar a los adversarios, MORENA y sus aliados, tendrán que seleccionar a sus mejores contendientes a los puestos de elección popular. 

—000—

¡Felicidades a todas las madres en su día!

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button