OPTICA POLITICA

Por Alíber López

“Las madres de antaño y de ahora, verdaderas heroínas”

“Te vengo a cantar amada madre mía, te vengo a cantar, tu “día” en los albores, te vengo a ofrecer este ramo de flores, porque eres madre mía, amor de mis amores, mi más bella canción”. Es el inicio de una canción de mi padre Eustolio López Hinojosa, dedicada a mi madre, María Prota López Guajardo, nacida dos años antes de que empezara a festejarse a las madres en nuestro país. Hace 100 años durante el gobierno de Álvaro Obregón, se iniciaron las conmemoraciones, que por cierto algunas profesionistas de hoy lo consideran un acto patriarcal que debería abolirse, sobre todo cuando los regalos que reciben son para uso doméstico.

Sabemos que las madres modernas ya no tienen la cantidad de hijos que se tenían en los años del “Milagro Mexicano” (los años “40s.”, “50s.” y “60s.” como las madres de los que hoy formamos parte de los “adultos mayores”; en los casos de la mayoría de sexagenarios, septuagenarios y octogenarios, nuestras madres tuvieron de 5 a 10 ó más hijos y fueron verdaderas heroínas al parirnos, educarnos y formarnos junto a nuestros padres, aunque las de ahora no se quedan atrás por su doble o triple trabajo: Madres, trabajadoras y amas de casa.

En el caso nuestro fuimos 9 hermanos y todos estudiamos; nacimos entre los años “40s. y 60s.” tiempos de los boleros, el Danzón, el chachachá, el Twist y el Rock And Roll. Tiempos mejores en los que nuestra patria crecía y se desarrollaba con menos problemas que ahora, en los que nuestros padres y madres disponían de mayor tiempo para sus hijos; tiempos en los que no se requería que padre y madre trabajaran para completar el gasto familiar. La inflación empezó a ser más aguda desde, la llamada por Luis Echeverría Álvarez, como “Atonía Económica”, aunque cuando se desbocó, fue en los “80s”, “90s” y buena parte del presente siglo, castigando severamente el poder de compra de los salarios de la mayoría de los trabajadores de México.

Claro que los festejos tienen mucho de mercadotecnia. Los comerciantes se aprovechan de los cumpleañeros, del Día del niño, de la mujer, de la madre, del padre, del maestro, la enfermera, el médico, el ingeniero, del ejército, el periodista, la amistad, del árbol, la vida, el agua, el perro y “mil y un día” más para festejar. Se trata de fortalecer el consumismo.

El actual gobierno de la República encabezado por Andrés Manuel López Obrador, a partir del 2018, ha estado aplicando un esfuerzo importante por recuperar el poder de compra de los salarios como una forma también de liberar de tensiones a las madres que hacen milagros para que les alcance el gasto en sus hogares. Claro que sabemos que esto es un proceso contenido por la terrible pandemia que ya estamos superando después de dos años. Sabemos que además de los aumentos salariales existen otros programas sociales que aligeran la carga a las familias mexicanas. Lo percibimos en la vida cotidiana de cualquier ciudad de nuestra patria, la movilidad social es una muestra clara de que poco a poco mejora la vida de todos.

—000—

“¡Oh Madre mi amor, la joya más preciosa!; diviértete hoy, tus hijos te saludan. Brindemos por ti por tus sabios consejos, pues son los que nos guían, trazándonos la ruta de nuestro corazón”:  Parte de los versos con los que iniciamos nuestra colaboración. ¡Felicidades a mis hermanitas, Dora Elia, Marilinda, Norma Edith, Rosalinda y Camelina, a mi esposa Luz, ¡a mi hija Citlali y a todas las madres del mundo!

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button