OPTICA POLITICA 

Por Aliber López 

“Fomentar el ajedrez bueno para las familias y la Patria”

El ajedrez es un juego que, por las características de su ejercicio y sus reglas, fortalece y desarrolla la capacidad intelectual de todos los practicantes, niños, jóvenes y adultos; desarrolla las competencias en  Geografía, Matemáticas, Historia, Comprensión Lectora y otras disciplinas científico-sociales; entrena con cada jugada realizada a los contrincantes, en la “toma de decisiones”, ejercicio que realizamos en todos los actos de nuestras vidas; fortalece los valores de respeto, caballerosidad y disciplina, entre otros, según la gran mayoría de los expertos, por lo tanto, es un deporte cuya enseñanza y práctica, debería impulsarse en todo el sistema educativo nacional, principalmente en Educación Básica, como ya se hace en diversas partes del mundo. 

Nosotros lo hemos propuesto en múltiples ocasiones, a las autoridades educativas desde los tiempos de Vicente Fox Quesada, hasta los tiempos en que fue gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, familiar del mejor ajedrecista de México en los años “20s.”, Carlos Torre Repetto, y en otros gobiernos estatales. Lo hemos hecho en lo municipal en tiempos de los gobiernos de Homar Zamorano Ayala y Baltazar Hinojosa Ochoa, quienes apoyaron e impulsaron la práctica del ajedrez en Matamoros de forma destacada. Sin embargo, hasta ahora, no se ha impulsado la enseñanza y la práctica del ajedrez en forma sistematizada.

La problemática a resolver para un gobierno que decida apoyar la práctica de este juego en Tamaulipas, denominado también deporte-ciencia, consistiría esencialmente en apoyar la creación de plazas de promotores de ajedrez, que conozcan y sepan del juego de ajedrez desde luego, en las escuelas de cada municipio, y que además de enseñarlo a jugar, organicen periódicamente torneos que ayuden a mejorar su calidad de jugadores, a todos los practicantes. Lo ideal es universalizar la práctica del ajedrez, aunque sea empezando con un promotor por cada Supervisión, o cada escuela, dependiendo de los recursos con los que se pretenda iniciar un proceso en el que, a mediano plazo alcance a formar a todos los estudiantes de Educación Básica, como jugadores de ajedrez.  

La concreción de esta propuesta beneficiará a las instituciones de la entidad con alumnos más reflexivos, disciplinados y organizados en toda su etapa de formación y en la de su desempeño laboral; a las familias que al ver a sus hijos mejorar como estudiantes, se sienten más felices, y a la Patria, a la nación, cuyo futuro dependerá de generaciones más capaces, más preparadas. 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button