OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“Del caos nace el orden. Tendremos 100 años de la 4T”

Issac Asimov se convirtió para mí, por sus obras literarias de ficción pertenecientes a la saga de “La Fundación” en un prototipo para explicarnos nuestro origen y desarrollo y también para entender que después de una catástrofe natural o social, viene el orden.

Así sucedió en nuestros orígenes; el inicio de la vida de la tierra fue un caos que en miles de millones de años se fue transformando desde el origen de la vida hace alrededor de 3700 millones de años y llegar a la era cuaternaria en que aparece el hombre sobre la tierra, hace alrededor de un millón de años.

La saga de las novelas sobre la “Fundación” de Asimov, se caracteriza en su contenido por el hecho principal de que en un imperio galáctico de tiempos futuros de cientos o miles de años adelante, se conforman gobiernos que cada 100 años, (están programados así), entran en crisis, y por guerras internas se autodestruyen y surgen nuevos imperios gobernando la galaxia. Esa es la idea; después del caos, surge un nuevo gobierno mejor organizado que los anteriores.

Nosotros sintetizamos la obra de Asimov como una explicación que se puede hacer al desarrollo de los pueblos, afirmando que “después del caos viene el orden”. Así podemos afirmarlo cuando apreciamos que la revolución mexicana fue un caos en donde se confrontaron el porfirismo contra los peones acasillados en las haciendas y los obreros explotados de la industria las minas y los centros artesanales. Que después de ser derrotado don Porfirio y posteriormente Victoriano Huerta, el usurpador del poder presidencial de don Francisco y Madero, surgieron una serie de gobernantes que desarrollaron el país, hasta que llegaron los neoliberales y se fueron instalando en los puestos de mando que llevaron al país a la crisis que culminó con su derrota en el 2018, después de 100 años del triunfo de la Revolución Mexicana (El 5 de febrero del 1917 se promulgó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.) que se considera como la Tercera Transformación del país, la Primera fue la Independencia y la segunda la época de la Reforma.

Ahora que estamos desde el 2018 en una Cuarta Transformación, calificada así por el presidente Andrés Manuel López Obrador y según apreciamos por el hecho de que efectivamente se están combatiendo las políticas privatizadoras y combatiendo la corrupción que durante decenios nos acompañó en muchos actos de gobierno, esperamos que se llegue muy lejos en el combate a esas formas de conducta, que dañaron a generaciones de gobiernos y personas. Creemos que las tesis de Asimov se acomodan a estos tiempos de transformaciones que vivimos.

Reflexionando sobre la saga de Asimov, lo sucedido en Acapulco a propósito del Huracán “Otis” produjo un caos que se podrá resolver por el gobierno de la República y la solidaridad del pueblo en el corto plazo de unos meses y para nada es posible que el fenómeno pueda afectar a un gobierno que apenas empieza (históricamente hablando) a aplicar acciones a favor de los que menos tienen. Tenemos la certeza de que es muy difícil descalificar a quien realmente cumple objetivos que tienen que ver con sus ideales. Por eso estamos seguros que todos los gritos destemplados que surgen de los desplazados del gobierno en el 2018, descalificando un día sí y otro también al gobierno de Andrés Manuel, culpándolo de la furia del Huracán y su aceleración de Tormenta Tropical a Huracán categoría 5, no tendrán los efectos deseados en ellos, mientras que la sociedad en general, tendrá la madurez para valorarlos.

Cual una nueva época de “La Fundación” de Asimov, el gobierno de la 4T cumplirá sus 100 años de desarrollo y crisis, hasta llegar al año 2118. Solo 16 sexenios después del de Claudia Sheinbaum Pardo.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
Back to top button