OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“El avance electoral de MORENA, por sus acciones justicieras”

“Los antilopezobradoristas no mencionan el gran daño del neoliberalismo”

“Después de la reconstrucción partidista MORENA podrá fortalecerse más”

Algunos comentaristas periodísticos califican que el avance electoral de la izquierda encabezada por el Partido MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional) se debe exclusivamente a los apoyos que el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador reparte entre los campesinos, los discapacitados, los estudiantes, obreros y adultos mayores y para nada reflexionan sobre otros hechos no menos importantes. Para muchos comentaristas “antilopezobradoristas”, vivimos tiempos semejantes al pasado inmediato, desde los años “80” del siglo pasado, hasta el 2018. Para ellos todo sigue igual, sigue habiendo corrupción. El PRI y el PAN también repartieron dinero a los pobres y se votaba por ellos, aunque muchos de esos recursos, se quedaban en los bolsillos de muchos vivales intermediarios.

 De plano los neoliberales (y sus defensores, gratuitos o no, también), niegan, o casi nunca mencionan los grandes niveles de corrupción que se vivieron desde los años “80s.” y desde que José López Portillo tuvo que nacionalizar la Banca que después se privatizó entregándose olímpicamente a los iniciativos privados, que después la desnacionalizaron. Para ellos convertir en deuda pública la deuda privada de los grandes empresarios mexicanos y extranjeros creando el FOBAPROA (Fondo Bancario de Protección al Ahorro) y asumiendo una deuda de 800 mil millones de pesos que desde los “90” estamos pagando no tiene importancia; vender las empresas de Teléfonos de México”, las de comunicaciones, la industria siderúrgica, la minera, los ingenios, los ferrocarriles, PEMEX y la energía eléctrica, que se hizo desde los gobiernos de Miguel de la Madrid hasta el de Enrique Peña Nieto, son cosas intrascendentes, porque los defensores del neoliberalismo, no hacen alusión a esos grandes niveles de corrupción a los que llegaron, y se convirtieron en las verdaderas causas de la pérdida de su hegemonía.

Los altos grados de corrupción a fines del sexenio de Peña Nieto no hubieran sido tales si en 1988, 2006 o 2012, no cometen fraudes electorales los gobiernos en esos momentos históricos, coludidos con las autoridades electorales de esos tiempos.

Tampoco es importante para los comentaristas neoliberales el mantenimiento de los equilibrios económicos que se han alcanzado en 4 años de gobierno, la legislación generada hasta el momento a favor de la justicia, las obras infraestructurales ya inauguradas y las que están cerca de terminarse, sin endeudamientos. Aunque se nieguen a reconocerlo, existe una mayor confianza empresarial y popular que antes en el gobierno, y principalmente por esas razones, el “morenismo” en el país, podrá fortalecerse, aun con todas las contradicciones que vive en las estructuras distrital, municipal, estatal y nacional, de la militancia. Presumimos que, en los meses por venir, después de la reconstrucción partidista que pueda darse en un Congreso Nacional, las cosas mejorarán.

—000—

Felicidades a la C. Master en Educación Preescolar y psicóloga Selene López Mendoza, quien hoy cumple años, por allá por el rumbo de San Francisco, California.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also
Close
  • LETRAS PROHIBIDAS
Back to top button