OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“Semblanza en recuerdo de Vito Helio López López”

Vito Helio López López, nacido en un 12 de abril de 1941, cuando en la Segunda Guerra Mundial apenas transcurrían 2 años de balazos, cañonazos y bombas, y empezaban a sumarse los más de 20 millones de muertos y 30 millones de heridos y discapacitados, falleció ayer de una broncoaspiración. Vito fue el primero de 9 hijos que procrearon Eustolio López Hinojosa y María Prota López Guajardo, oriundos de Melchor Ocampo Nuevo León. Eran los tiempos del crecimiento económico del país, aun con muchos problemas de pobreza. Por eso cuando Eustolio comentó a su compañero Ernesto Guajardo Salinas en Jaumave, donde trabajaban en las “Misiones Culturales” cuando ya éramos casi 4 en la familia, -que voy a hacer con tanto chilpayate-, Guajardo le contestó: -No batalles, mételos a los internados-.

Fue así como a Vito Helio, desde los 6 años, mis padres lo metieron al Internado Número 6, “Vicente Suárez”, “Campo Redondo” Saltillo, Coahuila. Luego entraríamos 7 hermanitos y hermanitas más; menos Camelina quien nació en Río Bravo, Tamaulipas cuando a papá, maestro del Internado Número 6 de Saltillo, lo cesaron por comunista y nos cambiamos a esa ciudad. En aquellos primeros tiempos de vida matrimonial, a mis padres los trataron sus contemporáneos como padres desnaturalizados, pero nosotros quienes nos formamos ahí, y posteriormente en las Escuelas Normales Rurales de Tamatán, Galeana, Zaragoza y Teteles, Puebla, siempre lo agradecimos y lo valoramos como la mejor herencia. Todos nos convertimos en maestros, en personas útiles a la Patria.

A Vito le tocó como hermano mayor, poner el ejemplo a todos sus hermanos y vaya que lo seguimos; los varones después de la primaria, a Tamatán y Zaragoza, Puebla, y las mujeres a Galeana y Teteles de A. C. Puebla. El y dos hermanos más fueron maestros de Literatura, dos de Matemáticas y 4 de Historia y Ciencias Sociales.

Nuestro hermano formó una familia con Guadalupe Medina Andrade y tuvo 3 hijos, Vito Alesio, Dante Alekine y Arabella que ahora lo despiden igual que nosotros. Vito, con la formación de valiosos maestros mexicanos como Ermilo Abreu Gómez, José Vizcaino Pérez, Moisés Jiménez Alarcón, José Ángel Pescador Osuna, Margarita Paz Paredes y otros con los que estudió en la Normal Superior de México, pudo después, ser un buen maestro de Literatura en las escuelas Secundarias y CEBTIS (Centro de Estudios de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios) del Mante, Río Bravo y Reynosa, al igual que en la Escuela Normal Superior de Tamaulipas; en todas las instituciones lo recuerdan sus exalumnos como impulsor de la lectura y el teatro.

Vito Helio fue directivo de Escuelas Secundarias en Mante y Reynosa, fue Rector fundador de la UPN (Universidad Pedagógica Nacional) en Nuevo Laredo, Tamaulipas, y desde 1988, Jefe de Enseñanza de Literatura en la frontera tamaulipeca y en la Zona 2 de Secundarias Generales de Reynosa, hasta hace dos años en que se jubiló. Fue autor de libros como “Mis Lecturas”, una Antología para Educación Básica donde plasma sus experiencias pedagógicas, y un libro de Cuentos. Fue ajedrecista, gracias a las enseñanzas de nuestro padre, como lo somos la mayoría de sus hermanos; pero él fue dos veces campeón Estatal en los años 70. También fue un simpatizante de la izquierda toda su vida; de los más fervientes admiradores y solidarios con la lucha de Andrés Manuel López Obrador. Fue candidato a Diputado Local por el PRD en sus mejores tiempos, por un Distrito de Reynosa.

¡Hasta aquí llegaste hermano! Nos decías cuando estabas a punto de vencernos en el ajedrez. Ahora te lo decimos a ti: ¡Hasta aquí llegaste hermano! ¡Descansa en Paz!.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also
Close
Back to top button